jueves, 6 de marzo de 2008

El activista saharaui Brahim Noumria afirma que el Sáhara será como Palestina si continúan las 'barbaridades'

COMITÈ CATALÀ PER LA DEFENSA DELS DRETS HUMANS AL SAHARA OCCIDENTAL
5 de marzo de 2008


El activista saharaui Brahim Noumria afirma que El Sahara será como Palestina si continúan las 'barbaridades'

Terra Actualidad - EFE


El activista saharaui por los derechos humanos Brahim Noumria cree que la situación en los territorios ocupados será 'parecida a Palestina' en un futuro próximo, ya que 'es imposible' que su pueblo 'siga aguantando las barbaridades del régimen marroquí a lo largo de los años'.

Así lo indica Brahim Noumria en una entrevista a Efe con motivo de un viaje a Canarias en el que tiene previsto reunirse con representantes del Parlamento autonómico, entre otros, para sensibilizar sobre lo que sucede en los territorios ocupados 'con represalias diarias en contra de las manifestaciones pacíficas que reivindican derechos legales, como el de la autodeterminación'.

Brahim Noumria, que reside en El Aaiún y ha estado encarcelado en varias ocasiones por pedir la libre determinación de su pueblo, considera que también es el momento de que el Frente Polisario adopte una decisión, pues para los saharauis que viven en las zonas ocupadas 'no existe el alto el fuego'.

'El alto el fuego no consiste sólo en callar las armas entre el Polisario y Marruecos, sino en proteger a los ciudadanos de los territorios ocupados, y el ejército marroquí llega desde los muros hacia las ciudades para hacer callar la 'intifada', lo que supone una violación gravísima del alto el fuego', explica.

Los saharauis de las zonas ocupadas vivían antes 'con miedo' pero ahora lo hacen 'con orgullo porque estamos hartos de esperar', advierte Noumria, quien señala que su pueblo deberá tomar todas las decisiones que estén en su mano 'para protegerse'.

La situación de los saharauis 'dura mucho' y podría alargarse como en otras regiones del mundo y esto 'no nos gusta verlo ni vivirlo', apunta Brahim Noumria, quien opina que los cuerpos de intervención marroquíes utilizan porras eléctricas y otro material antidisturbios comprado a Francia y España, lo que califica de 'muy trágico'.

Al respecto, afirma que el Gobierno español no se ha responsabilizado como debería acerca de su papel en este conflicto y mantiene una posición 'contradictoria', pues defiende los derechos humanos en muchas partes del mundo y no lo hace con el territorio que tiene más cerca, el del Sahara.

Los defensores de los derechos humanos 'hacen todo lo posible' para que 'se presione' a Marruecos con el objetivo de que permita a observadores internacionales contar lo que ocurre en el Sahara ocupado, detalla el activista saharaui, quien opina que no hay problema alguno con el pueblo marroquí.

'Tenemos aliados entre los marroquíes, que empiezan a dudar de la versión oficial de su Estado respecto al Sahara y son conscientes de que este conflicto no les beneficia a ellos, sino al régimen', apunta.

Comentó que incluso jóvenes marroquíes nacidos en el Sahara ocupado de padres 'colonos' ayudan a los saharauis en su lucha y han sido detenidos por participar en sus actividades.

'La situación empeora día tras día en todos los sentidos y no sólo económicamente, pues hay torturas, detenciones, agresiones contra los manifestantes y saqueo de casas', asegura el activista, quien recrimina a Marruecos que ancianos, mujeres y niños también son víctimas de abusos.

De hecho, continúa, una estudiante que sufrió la pérdida de un ojo tras ser golpeada por la policía marroquí ha sido hospitalizada en Barcelona, y sostiene Noumria que la diferencia con Palestina es que Israel permite la libre circulación de la prensa y hay constancia de lo que sucede, al contrario que en el Sahara ocupado.

El activista exige además que se publique el informe elaborado por una delegación de las Naciones Unidas que visitó el Sahara en junio de 2006, y que a su juicio ha sido paralizado a instancias del Gobierno francés.

Brahim Noumria se define como 'un simple ejemplo' de la resistencia saharaui y detalla que diez miembros de su familia han pasado por las prisiones 'secretas' marroquíes, a uno de ellos se le dio por desaparecido durante 16 años, otro falleció y un tercero murió tras salir de una estancia de dos años en la cárcel.

'Yo tuve más suerte que ellos porque he estado 'desaparecido' solamente cuatro años y ocho meses', afirma Noumria en alusión a la primera de sus cuatro detenciones, en una de las cuales, según su versión, fue torturado hasta perder el conocimiento.

También pasó un año y dos meses con los ojos vendados, esposas en las manos y cadenas en los pies 'como en la Edad Media', afirma, y en 2005, estando encarcelado en Casablanca, realizó una huelga de hambre durante 51 días tras la cual fue condenado a diez meses de prisión, de los que cumplió ocho ya que, gracias a la presión internacional, fue liberado en marzo del año siguiente.


Activistas denuncian que Rabat impide entrar a las ONG en el Sáhara ocupado

DORY MERINO, Tenerife/EL DIA

Brahim Noumria, saharaui activista en defensa de los derechos humanos, que ha sufrido torturas y ha sido encarcelado por el hecho de portar una bandera del Frente Polisario, pone de manifiesto la grave situación que atraviesan las personas de los territorios ocupados en Marruecos, rodeados por campos de minas.

Brahim Noumria está en Tenerife para denunciar "la penosa situación que atraviesan las personas saharauis de los terrenos ocupados en Marruecos", con dificultades económicas y rodeados por campos de minas, "con el agravante de que Marruecos niega a las ONG el acceso a esta población".

Este saharaui es miembro de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos y uno de los fundadores de la sección Sáhara de la organización por los derechos humanos Foro por la Verdad y la Justicia.

Ha sido preso político en más de tres ocasiones y ha sufrido la represión del Gobierno marroquí por ser representante de los derechos humanos. Precisó que en 2003 fue detenido en el aeropuerto de Casablanca, donde le quitaron el pasaporte, cuando se dirigía a Ginebra para participar en la Convención de Derechos Humanos. El documento identificativo le fue devuelto el pasado verano gracias a la intervención de la Embajada Americana.

Desde hace cuatro meses está viajando por Europa para sensibilizar a los ciudadanos de lo que sucede en los territorios ocupados: torturas, agresiones contra los manifestantes pacíficos que reivindican la autodeterminación del pueblo saharaui, la intifada, el embargo que sufren desde 1975, "con el fin de que la política internacional presione a Marruecos y permita abrir los territorios a la opinión pública internacional", según indicó Brahim Noumria.

Desde el 21 de mayo de 2005, el territorio del Sáhara Occidental se ha visto sacudido por una serie de manifestaciones. En muchas de ellas, manifestantes saharauis (del Sáhara Occidental) han expresado su apoyo al Frente Polisario o han pedido que el territorio se independice de Marruecos.

Pero estas ideas son anatema para las autoridades marroquíes, quienes no sólo han respondido con contundencia a los manifestantes, agravando las tensiones, sino que han ampliado el ámbito de la represión al detener y recluir a activistas que llevan largo tiempo defendiendo los derechos humanos y que estaban observando la represión e informando sobre ella.

Según Brahim Noumria, son más de 40 los activistas que están actualmente en prisión "y se han puesto en huelga de hambre". Se denominan presos de conciencia y manifiestan que los torturaron durante los interrogatorios.

Brahim Noumria ha estado en Italia, en algunas ciudades de España y en Canarias.

Precisamente hoy, la vicepresidenta del Parlamento canario, la popular Cristina Tavío, mantendrá una entrevista con él para escuchar sus reivindicaciones.

Considera que el Gobierno canario también puede hacer mucho en este terreno, no sólo por la proximidad geográfica del Archipiélago con Marruecos, sino por las consecuencias que se derivarían de un posible enfrentamiento armado.

En este sentido, espera que el Gobierno de Zapatero ejerza su responsabilidad con el país vecino y haga ver a Marruecos que debe aceptar el referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui.

En su opinión, "España debe mojarse en las Naciones Unidas, en los organismos internacionales y ante la Unión Europea, para liberarse de la deuda histórica que tiene con el pueblo saharaui, y ayudarlo a votar el referéndum que le da la opción democrática para decidir lo que quiera ser".

Recalcó que esa debe ser la postura de España, "porque en el pasado abandonó el Sáhara".

Hizo hincapié en que, igual que Aznar votó a favor del derecho de autodeterminación en la Asamblea General de Naciones Unidas, el Gobierno actual de España debería hacer lo mismo".

Respecto a la inmigración, Brahim Noumria dijo que Marruecos hace la vista gorda ante la salida de las pateras para presionar a España. Así hace "comercio político" y consigue dinero o los contratos de pesca, entre otros, indicó.

+ información en SAHARA RESISTE: La vicepresidenta del Parlamento de Canarias se reunió con el activista saharaui de DDHH Brahim Noumria

Fuente: COMITÈ CATALÀ PER LA DEFENSA DELS DRETS HUMANS AL SAHARA OCCIDENTAL