sábado, 22 de diciembre de 2007

El Polisario, dispuesto a una 'larga guerra' con Marruecos


El Polisario, dispuesto a una "larga guerra" con Marruecos

EFE, Argel

El secretario general del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz, dijo ayer que su movimiento se encuentra dispuesto "a una larga guerra con Marruecos" si fracasan las conversaciones de paz iniciadas bajo patrocinio de la ONU.

Al concluir ayer el XII Congreso del movimiento independentista celebrado en la localidad de Tifariti (al norte del Sahara Occidental), que controla el Polisario, Abdelaziz destacó que una de las decisiones adoptadas fue "reforzar la capacidad del Ejército de Liberación Saharaui".

El Polisario y Marruecos volverán a reunirse el próximo 7 de enero en la localidad estadounidense de Manhasset (próxima a Nueva York) para celebrar una tercera ronda de negociaciones con el propósito de hallar una solución política al conflicto del Sahara Occidental.

Las posibilidades de que se la negociación se desbloqueé parecen escasas, dado que Marruecos sólo ha propuesto la autonomía para el territorio bajo su soberanía, en tanto que el Polisario reclama un referéndum de autodeterminación en el que, al lado de la oferta marroquí, figuraría la posibilidad de la independencia.

El Polisario entiende que el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, aceptado por las resoluciones que ha aprobado el Consejo de Seguridad de la ONU, se dirige exclusivamente a un referéndum "libre y sin presiones" que permitiría a los electores decidir sobre su destino.


Finaliza el XII Congreso del Polisario

SaharaLibre.es
22 de diciembre de 2007

Ahora, el XII Congreso del Polisario ha terminado. Habrá unos que estén contentos con los resultados obtenidos, y otros para los que no habrá cubierto sus expectativas.

- Aun informados, hemos asistido desde la lejanía a varios días de duros debates que han retrasado, dos días, el inicio de las votaciones finales de resoluciones.

- Hemos visto como, a pesar del desgaste de los muchos años en el poder, Mohamed Abdelaziz ha obtenido el amplio respaldo del 85% de los delegados, para ser reelegido Secretario General del Frente Polisario. Su autoridad es tan respetable e incuestionable, entre los saharauis, que no ha habido ninguna candidatura alternativa a la suya, a pesar del referido desgaste.

- Por lo que nos cuentan, ha habido intenso debate, discusión y negociación, para la elección de los 25 miembros del Secretariado, de los 140 candidatos posibles. Por cierto, Secretariado en el que, por primera vez, los Territorios Ocupados están ampliamente representados.

- Por fin, hemos sabido, que la mujer saharaui ha recibido un reconocimiento explícito a su valor, ampliando cuantitativamente su participación en los órganos de dirección del Polisario.

- Como curiosidad, sin duda sujeto a diversos análisis posteriores, es de reseñar, que la propuesta del mismísimo Mohamed Abdelaziz, de limitar reglamentariamente a “un solo mandato” el cargo de Secretario General, ha sido rechazada por el propio Congreso.

- La decisión sobre el tema de la “vuelta a la guerra”, parece que queda “en espera” de los resultados de las futuras negociaciones con Marruecos, así como, del comportamiento de la comunidad internacional, en general, y de la ONU, en particular, con respecto al respeto del derecho a la autodeterminación del Pueblo Saharaui.

En los próximos días se irán conociendo oficialmente todas las resoluciones aprobadas por el XII Congreso del Polisario. El esperado Congreso ha terminado.


TENSIÓN EN EL SÁHARA OCCIDENTAL
El Polisario dice estar "listo para la guerra" si fracasa la negociación

Abdelaziz es reelegido y pide a la ONU que presione a Marruecos

EL PERIÓDICO
TIFARITI
22/12/2007

Tras varios días de confusión en torno al congreso del Frente Polisario, los tambores de guerra redoblaron ayer de nuevo en el Sáhara Occidental, en un intento de elevar la presión sobre Marruecos y la ONU cara a la negociación prevista en Manhasset (EEUU) del 7 al 9 de enero.

"Los saharauis están listos para una larga guerra", afirmó el líder del Polisario, Mohamed Abdelaziz, finalmente reelegido en el congreso de Tifariti con el 85% de los votos a pesar de que él mismo había alentado las especulaciones sobre su relevo. Abdelaziz afirmó que "todos los saharauis quieren reanudar la lucha armada, pero el Polisario sigue privilegiando, de momento, la opción diplomática". Será tras la reunión de Manhasset cuando los saharauis hagan una "evaluación del proceso de paz" y tomen "decisiones", dijo Abdelaziz, quien pidió a la ONU que "presione a Marruecos para que cumpla sus propias resoluciones".

La declaración final del congreso anuncia el "refuerzo de la capacidad del Ejército de Liberación", denuncia la "inercia" de la misión de la ONU sobre el terreno ante "las violaciones sistemáticas de los derechos humanos" por parte de Marruecos y llama una vez más a España a asumir "sus responsabilidades históricas, morales y jurídicas" en la descolonización del territorio.

El encuentro de Manhasset, rodeado de pesimismo, será el tercero de las negociaciones directas sobre el futuro de la antigua colonia española --bajo ocupación marroquí desde 1975-- auspiciadas por la ONU tras los repetidos fracasos de su mediación desde el alto el fuego de 1991. En las dos primeras rondas no hubo avances. El Polisario exige un referendo de autodeterminación que incluya la opción de la independencia, rechazada de plano por Marruecos, que solo ofrece una autonomía bajo su soberanía.


El Polisario presiona a la ONU, Francia y España sobre el Sáhara

ARGEL (AFP) —
El Frente Polisario amenazó este viernes con reanudar la guerra con Marruecos, al que disputa el Sáhara Occidental desde 1975, y presionó a la ONU, España y Francia para que fuercen a Rabat a aceptar un referéndum sobre el futuro estatus de ese territorio.

Los saharauis están "dispuestos a una guerra de larga duración", afirmó Mohamed Abdelaziz al final del duodécimo congreso del Polisario, en el que también se confirmó su jefatura al frente del movimiento independentista saharaui.

La declaración de Abdelaziz subrayó la misma posición expresada en el comunicado final del congreso, que tuvo lugar en Tifariti, "en territorio liberado" según el Polisario, mientras que para Marruecos es una "zona tampón" tras el alto el fuego en vigor desde 1991.

"El gobierno marroquí asumirá plenamente las consecuencias que conlleve el fracaso del proceso de negociación, concretamente la reanudación de las hostilidades militares", advirtió el comunicado.

Rabat respondió calificando de "irresponsable" el tono del Polisario y preguntándose qué objetivo persigue. "Esta amenaza irresponsable no cambiará nada la situación porque la comunidad internacional ya se posicionó a favor del proyecto marroquí de conceder una amplia autonomía a las provincias del sur del reino" dijo a la AFP el ministro de Comunicación, Jalid Naciri, portavoz del gobierno.

"El proyecto de autonomía defendido por Marruecos es una solución seria y creíble", agregó Naciri. "Nos preguntamos cuál es el objetivo de semejantes declaraciones en vísperas de la tercera ronda de negociaciones" entre Rabat y el Polisario.

En este contexto, y con el fin de prepararse para la guerra, el congreso recomendó dar "prioridad al Ejército Popular de Liberación Saharaui (ALPS) para que se le suministre todo lo que necesita, moral y materialmente, y aumente su capacidad combativa".

"Retomaremos la lucha armada una vez que tengamos la convicción de que las cosas no avanzan, que Marruecos no quiere una solución pacífica y que la ONU habrá fracasado en el proceso de descolonización del Sáhara Occidental", recalcó por su parte Abdelaziz.

Las negociaciones directas bajo los auspicios de la ONU -de las que ya hubo dos rondas en junio y agosto en Manhasset, cerca de Nueva York- deben reanudarse del 7 al 9 de enero en esa misma localidad estadounidense.

Respecto a la ONU, el congreso del Polisario también subrayó la "preocupación" de los saharauis ante "la actitud de la organización que, pese a 16 años sobre el terreno, no logró cumplir sus obligaciones (...) en la organización de un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental".

La ONU intenta desde 1992 organizar un referéndum de autodeterminación en la ex colonia española que Marruecos y el Polisario, este último apoyado por Argelia, se disputan desde 1975. Rabat aboga por una amplia autonomía, bajo soberanía marroquí, para el Sáhara Occidental, mientras que el Polisario exige un referéndum de autodeterminación en el que los saharauis puedan elegir entre independencia, autonomía y unión con Marruecos.

El Polisario recordó a España, considerándola antigua potencia colonial del Sáhara, "su responsabilidad histórica, moral y jurídica frente a la descolonización del Sáhara Occidental y al derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación". También "exhortó a Francia a jugar un papel más constructivo para contribuir a una solución justa y definitiva del Sáhara Occidental y no apoyar a Marruecos en su política de rebelión contra el derecho internacional".

El Polisario ha criticado en numerosas ocasiones la actitud de Francia y España, que consideran favorable a la posición de Marruecos.

Fuentes:
*SaharaLibre.es
*COMITÈ CATALÀ PER LA DEFENSA DELS DRETS HUMANS AL SÀHARA OCCIDENTAL
*El DIA.es
*AFP
*EL PERIÓDICO