miércoles, 28 de mayo de 2008

El presidente Abdelaziz pide que se apliquen las resoluciones de Naciones Unidas en el conflicto con Marruecos

Madrid, 26/05/2008 (SPS) El presidente saharaui Mohamed Abdelaziz ha pedido que se pongan en práctica las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU para la celebración de un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental con el fin de que el pueblo saharaui pueda “obtener sus legítimos derechos de manera pacífica”, en una entrevista aparecida el lunes en el Diario de Noticias de Navarra.

“El Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, la IV Asamblea y el Consejo de Seguridad concluyeron todos que se trata de un problema que debe ser resuelto a través de la aplicación del derecho a la autodeterminación, y sobre la base de esas resoluciones trabaja la ONU”, ha señalado el presidente Abdelaziz, afirmando que el conflicto saharaui “no puede ser arreglado de ninguna otra forma que no sea la de la libre decisión del pueblo saharaui”.

“Todos estos años de lucha han demostrado que el pueblo saharaui existe, tiene sus derechos y está dispuesto a luchar por ellos. Después de 35 años, las personas que conocen el problema han llegado a la conclusión de que el pueblo saharaui es una realidad irreversible en el plano regional e internacional”, añade el presidente saharaui.

Sin embargo, los retrasos en aplicar las resoluciones de la ONU, y la política de huida hacia adelante de Marruecos, sin que las Naciones Unidas presionen a ese país para conseguir que respete sus resoluciones, han provocado la decepción y la frustración en el pueblo saharaui, ha señalado el Secretario General del Frente Polisario.

Por otra parte, califica de “nuevo método de lucha que va del sur del Sáhara Occidental hasta Rabat” la intifada saharaui pacífica que comenzó en mayo de 2005 y cuyo objetivo, ha dicho, es “reivindicar públicamente” a través de manifestaciones “que se respeten los Derechos Humanos en los territorios ocupados y se organice un referéndum de autodeterminación”.

“Desde esa fecha, Marruecos se ha dedicado a una feroz represión” contra la población saharaui de los territorios ocupados, hasta el punto de que el pueblo saharaui, indicó, “nos pide hoy que volvamos a usar las armas, pero por fortuna estamos consiguiendo sensibilizarlo para que sigamos dando una oportunidad a la paz, a la ONU y a la comunidad internacional con el fin de poder ejercer nuestros derechos de manera pacífica y por medio de la legalidad internacional” .

El presidente Abdelaziz, que ha comunicado su “esperanza” de conseguir un “arreglo pacífico” del conflicto, añade que toda la generación saharaui que ha nacido después de la ocupación de 1975 y el alto el fuego de 1991 “tiene la misma disposición que nosotros para obtener la libertad, y los jóvenes hoy están preparados, también ellos, a dar su vida por la libertad del Sáhara Occidental”.

Preguntado por saber si una eventual vuelta a las armas podría ser excusa para que Marruecos “criminalice” el Frente Polisario, el dirigente saharaui afirmó que “35 años de resistencia son suficientes para que el mundo sepa y comprenda lo que es el Frente Polisario, y sepa que no es un grupo terrorista. Es un movimiento de liberación que lucha contra la ocupación de su país”.

“Somos un pueblo que tiene una credibilidad y que siempre ha luchado en la transparencia. Esa es nuestra tarjeta de visita. Es irreversible”, afirmó.

El dirigente saharaui ha estimado, por otra parte, que “a pesar de la presión de Francia y de Estados Unidos, el papel de la ONU va a ser decisivo en este proceso”, añadiendo que en lo que les concierne, los saharauis “intentarán estar a la altura de la coyuntura internacional, pero sin olvidar que el objetivo principal sigue siendo el respeto de sus legítimos derechos”.

A la pregunta que quería saber si la situación actual beneficia más al Frente Polisario que a Marruecos, el presidente saharaui afirmó de entrada que “cada día que pasa beneficia más al pueblo saharaui que al régimen marroquí”, explicando que con el alto el fuego “estamos reforzando a nuestra población y formando una estructura bien organizada, que es también una forma de resistencia”.

“Así, debilitamos al Gobierno marroquí que dedica una buena parte de sus recursos a financiar la ocupación del Sáhara Occidental”, añadió, estimando que Marruecos es un “Estado pobre que depende de las ayudas europeas y de la venta de hachís, un país no democrático que quiere imponer su ocupación de un país vecino en pleno siglo XXI”.

Por último, el presidente saharaui afirmó que la solución del conflicto “debe pasar inevitablemente por la libre decisión del pueblo saharaui”, y que ninguna otra solución “puede serle impuesta fuera de la legalidad internacional”. (SPS)

Fuente: SPS- SAHARA PRESS SERVICE

NO OLVIDES DEJAR TU FIRMA Y REENVÍALO A TUS CONTACTOS: