miércoles, 12 de marzo de 2008

Artículo en el El País: 'El Sáhara lastra a Marruecos'. Los vídeos de las conferencias 'Sáhara Occidental: los costes del conflicto'

Poemario por un Sáhara Libre
11 de marzo de 2008



EL PAÍS
IGNACIO CEMBRERO - Madrid - 11/03/2008

El Sáhara lastra a Marruecos

El control de la antigua colonia española impide el desarrollo del país magrebí

Marruecos podría ser Tailandia o Colombia con una renta per cápita que rondaría en 2007 los 8.000 dólares (5.220 euros), pero está en menos de la mitad (3.800 dólares). La desigualdad entre ambas cifras tiene una causa fundamental: el coste del conflicto del Sáhara Occidental que entorpece su desarrollo económico.

El precio que paga por controlar esos 266.000 kilómetros cuadrados de desierto que le entregó España en 1975 es un tema tabú en Rabat. Hasta ahora sólo algún centro de estudios privado, como el International Crisis Group (ICI), o alguna institución internacional, como el Banco Mundial, lo abordaron, pero ningún marroquí lo investigó.

Fouad Abdelmoumni, de 50 años, un economista independiente, se ha atrevido a hacerlo sorteando la escasez de estadísticas fiables. Los datos que arroja su investigación son llamativos. Su conclusión lo es más aún: "el coste es sencillamente el no desarrollo de Marruecos".

El esfuerzo militar ha supuesto, indirectamente, un desembolso para Marruecos de 95.000 millones de dólares (62.000 millones de euros) en 33 años para mantener y equipar a un Ejército que llegó a alcanzar los 360.000 hombres, de los que entre 130.000 y 160.000 están hoy en día desplegados en el Sáhara.

A esa cantidad hay que añadir otros 25.000 millones de dólares en gasto civil. "Son inversiones que no responden a la racionalidad económica y social, pero que conviene efectuar por razones de imagen o de clientelismo", señala Abdelmoummi. "En condiciones normales no se hubiesen hecho determinadas carreteras, puertos o desaladoras".

Es probable que en condiciones normales Rabat no mostrara el mismo afán cultural tradicional y moderno. El primer Salón Internacional del Dromedario, con sus consiguientes carreras, cerró el sábado en El Aaiún mientras que una semana antes concluía en Dajla un gran festival de música rap.

"El coste económico se recarga aún más con las múltiples primas otorgadas a los funcionaros marroquíes nombrados en el Sáhara, que gozan de un plus salarial de entre el 25% y el 75% y disfrutan además de un acceso a productos básicos subvencionados (...)", añade un informe del ICI de hace seis meses. "Las personas del norte que se instalan en el Sáhara gozan de numerosas exenciones fiscales".

En total, el Sáhara mermó entre un 1% y un 2% el crecimiento anual del PIB de Marruecos. De ahí que la renta per cápita podría duplicar con creces a la actual, según Abdelmoumi. Estas estimaciones figuran en un estudio preliminar que el economista reveló recientemente a su paso por la Casa Árabe de Madrid.

Son cantidades ingentes sobre todo para un país como Marruecos, cuyo PIB se sitúa en los 73.000 millones de dólares (el de España lo multiplica por 19) y los presupuestos del Estado en 21.000 millones (los de España los multiplican por 26). El 5% del PIB de Marruecos está dedicado, según la CIA, a las Fuerzas Armadas, algo más que Argelia (3,3%), pero la riqueza argelina es un 67% superior a la marroquí.

Las autoridades marroquíes no facilitan datos sobre el coste de sus desvelos saharianos. El rey Mohamed VI reconoció hace tres años, en una entrevista con EL PAÍS, que el Sáhara suponía una "carga, pero no un lastre".

El conflicto, con el consiguiente cierre de la frontera entre Argelia y Marruecos y la paralización de la Unión del Magreb Árabe, tiene consecuencias para toda la región. El Banco Mundial estimó en un estudio publicado hace dos años que si hubiera normalidad en la zona, las exportaciones marroquíes a Argelia no serían, como ahora, simbólicas, sino que alcanzarían los mil millones de dólares generando un incremento de hasta el 2% de su PIB. También Argelia saldría ganando.

Incluso el sur de Europa sacaría provecho. Un estudio encargado en 2002 por el Ministerio de Economía de Italia preveía que, si se pusiera en marcha la integración del Magreb, el crecimiento de la zona se situaría en un 8%. La onda expansiva haría que el PIB de España aumentase en un 0,3% adicional.

Si el coste económico-militar ha sido hasta ahora ignorado, el humano sí es evocado con frecuencia. Incluye desde los miles de refugiados saharauis en Tinduf hasta los presos marroquíes que se pudrieron en las mazmorras del Polisario, pasando por los independentistas desaparecidos años atrás a manos de la policía secreta de Marruecos o las 200.000 minas esparcidas por el territorio que dificultan el nomadismo y causan estragos en los rebaños.

El Polisario lleva su capital a la 'zona liberada'

Tifarity no es más que un caserío erigido en medio de una meseta pedregosa en el que el principal edificio es un ambulatorio bautizado pomposamente Hospital Navarra, porque fue construido con la ayuda de esa comunidad.

Está a 280 kilómetros al suroeste de Tinduf, la ciudad argelina en cuyos alrededores se asientan los campamentos de refugiados saharauis, pero como carece de carretera asfaltada, los todoterreno del Frente Polisario tardan no menos de ocho horas en llegar hasta Tifarity por caminos polvorientos.

Está, sobre todo, a 50 kilómetros del muro construido por el Ejército marroquí en el Sáhara y en esa quinta parte del territorio de la ex colonia española que el Polisario considera zona liberada. Ahora su líder, Mohamed Abdelaziz, quiere "afianzar la soberanía saharaui" sobre el poblado.

Con tal propósito anunció el traslado a Tifarity del Consejo Nacional Saharaui, el Parlamento de 53 miembros, la atribución de parcelas a la población civil local para que construya viviendas y la edificación de un ayuntamiento.

A más largo plazo, "atraerá un número apreciable de saharauis, sobre todo de los campamentos de refugiados", pronostica la agencia de prensa del Polisario. Un traslado masivo de refugiados de Tinduf a Tifarity requeriría un enorme apoyo logístico argelino.

África del Sur, el gran aliado de Polisario, costeará además un complejo deportivo que incluye un campo de fútbol. La cooperación española, en este caso el Ayuntamiento de Sevilla, pagará un pequeño embalse de 3.000 metros cúbicos de agua. El subsuelo de la zona contiene reservas.

El empeño por potenciar Tifarity irrita a Marruecos, que insiste en que el caserío está en una zona tapón que quedó desmilitarizada en 1991 tras el acuerdo de alto el fuego entre Rabat y el Polisario.

El enojo marroquí quedó plasmado hace diez días en un comunicado de su Ministerio de Exteriores en el que asegura que "no tolerará una ruptura del status quo". Rabat, concluye, está "determinado a preservar por todos los medios su integridad territorial".

El próximo domingo se iniciará en Manhasset (Nueva York) la cuarta ronda negociadora entre Rabat y el Polisario. Las tres anteriores no dieron ningún resultado y el incremento de la tensión hace prever que la que empieza ahora tampoco registre avances.


VIDEOS CONFERENCIAS "SAHARA OCCIDENTAL: LOS COSTES DEL CONFLICTO"

VIDEO DE LAS CONFERENCIAS de Fouad Abdelmoumni, economista y director de la Asociación Al Amana de microcrédito y Hugh Roberts, director del informe "Sáhara Occidental: los costes del conflicto" del International Crisis Group

VIDEO DEL DEBATE DESPUÉS DE LAS CONFERENCIAS

Fuentes:
*POEMARIO POR UN SAHARA LIBRE
*FANDAS-Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sáhara
*EL PAÍS