sábado, 19 de diciembre de 2009

Aminetu, una mujer más fuerte que un Estado. Rabat pidió a España y Francia que admitieran sus leyes en el Sáhara. Celebraciones y represión policial


Euforia en El Aaiún tras la llegada de Aminatu






Informe Semanal TVE Aminatu Haidar 5-12-2009.VOB



EL PAÍS

Rabat pidió a España y Francia que admitieran sus leyes en el Sáhara

M. GONZÁLEZ / I. CEMBRERO - Madrid - 19/12/2009

Madrid "constata" en su comunicado que la jurisdicción marroquí se aplica en la ex colonia

A las 20.55 del jueves, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, remitió un correo electrónico a Aminetu Haidar, ingresada en el Hospital de Lanzarote. "Me es muy grato comunicarle", decía el mensaje, "que las negociaciones con las autoridades marroquíes han dado un fruto satisfactorio y que puede usted retornar a El Aaiún con todas las garantías de aterrizaje y entrada por la frontera. Es importante que esté usted en el avión a las 21.30 (hora de Canarias) para poder despegar en cuanto lo permitan las condiciones técnicas. Le deseo un feliz vuelo".

Para esa hora, Moratinos lo tenía todo atado. Tras una frenética tarde de negociaciones, Marruecos, Francia y España habían dado el visto bueno a los tres comunicados que, a petición marroquí, servirían de cobertura para el regreso a casa de la activista. Así se sustituía la petición de perdón que hasta entonces exigía Rabat como condición inexcusable.

Cada comunicado sería distinto y su contenido sólo comprometería a quien lo emitía, pero todos eran conocedores de los otros dos textos. Incluso se pactó su difusión; los de España y Francia en el momento en que el avión despegara de Lanzarote y el de Marruecos, tras aterrizar en El Aaiún.

Aunque contenían similares elogios de la política marroquí e insistían en el carácter humanitario de la decisión, las declaraciones de París y Madrid no eran iguales. La primera respaldaba la propuesta de Rabat de resolver el contencioso del Sáhara otorgando la autonomía al territorio. La española abogaba por dar al conflicto "una solución política justa, definitiva y de acuerdo con las partes", pero sin aludir al referéndum de autodeterminación respaldado el martes en el Congreso.

El párrafo más importante del texto español era: "Mientras se resuelva el contencioso, en conformidad con la posición de Naciones Unidas, España constata que la ley marroquí se aplica al territorio del Sáhara Occidental". "La legislación marroquí se aplica" en el territorio, según el texto francés.

El Frente Polisario difundió un comunicado en el que, tras felicitarse del "triunfo de la legalidad internacional y los derechos humanos" acusaba a España de haber asumido "como moneda de cambio la grave responsabilidad de otorgarle validez a la leyes marroquíes en un territorio sobre el cual la ONU no le reconoce a Marruecos ninguna soberanía". Recordaba, en apoyo a sus tesis, el dictamen de Hans Corell, secretario general adjunto de la ONU y jefe de su asesoría jurídica. "No hemos hecho ninguna concesión", respondió Moratinos desde Bruselas. En su séquito se insistía en que el verbo "constatar" se eligió por los servicios jurídicos, pues no supone reconocimiento alguno de legitimidad. Agregaron que no hay ningún cambio en la posición española, pues jurisdicción no equivale a soberanía, y es acorde con la ONU.

Marruecos insistió en que esta cuestión figurase en los otros dos comunicados. Y en el suyo señalaba que "países socios y amigos coinciden en que la ley marroquí se extiende al conjunto del territorio del Reino". Es un mensaje indirecto a Haidar en el que se le señala que está sujeta a las leyes marroquíes, incluidas las que regulan los trámites fronterizos.

Del comunicado del presidente Nicolas Sarkozy se deduce que fue él quién arrancó el "sí" al rey Mohamed VI. Recibió, el martes, en París al ministro de Exteriores marroquí, Taib Fassi-Fihri, y luego conversó por teléfono con el monarca alauí, indican fuentes diplomáticas. El soberano le respondió, el jueves, que Haidar podría recuperar su pasaporte "en las condiciones pactadas". Es decir, al llegar a "territorio del Reino".

Para que Sarkozy se movilizara fue preciso que Francia modificase su inicial alineamiento con Marruecos, que escenificó el pasado día 7 en Bruselas el ministro adjunto francés de Europeos, Pierre Lellouche. Moratinos persuadió a su homólogo francés, Bernard Kouchner, mientras Moncloa activaba sus contactos con El Elíseo. El tercer vértice del triángulo estaba en EE UU. Las conversaciones de Moratinos con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, habrían conseguido neutralizar las gestiones que realizaban en Washington dos hombres de confianza de Mohamed VI.

Cerrado el pacto, el camino parecía expedito. Pero el avión no despegó de Lanzarote hacia las 21.30, como vaticinaba Moratinos, sino una hora después. El vuelo, que dura menos de 30 minutos, se prolongó más de una hora. A diferencia del pasado día 4, cuando se intentó aprovechar una autorización técnica para devolver a la activista sin acuerdo político, esta vez había un pacto con Marruecos, pero faltaba el permiso de aterrizaje. El avión sobrevoló Fuerteventura hasta que lo obtuvo. Haidar confesó ayer a la Ser, respecto a la inicial negativa del Gobierno a su complicidad con Marruecos: "Espero que digan la verdad ahora, que el Gobierno español rectifique su actitud y su postura".

Análisis: "Una mujer más fuerte que un Estado"

IGNACIO CEMBRERO 19/12/2009

Aminetu Haidar logró su objetivo de regresar a El Aaiún, la ciudad de donde fue expulsada, y recuperó incluso su pasaporte marroquí con el que viaja por el mundo. Ha colocado su causa, la del independentismo saharaui, en primera fila de la actualidad española y hasta en la internacional. Ha ganado.


El Gobierno español consiguió que la activista saharaui volviese y, sobre todo, evitó una crisis diplomática con Rabat. Ha ganado, pero ha dejado unas cuantas plumas en el camino.

No ha podido, en primer lugar, convencer en solitario a Marruecos de que rectificase. Y eso que se jacta de mantener la mejor de las relaciones con el vecino del sur. Necesitó el apoyo de dos hermanos mayores, EE UU y Francia.

Incurrió, además, en contradicciones. En el Congreso de los Diputados apostó, por ejemplo, por el "libre derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación mediante referéndum", mientras que en el comunicado del Gobierno publicado ayer retoma la terminología marroquí sobre la necesaria "solución política justa y definitiva (...)".

Marruecos decretó que Haidar no podría regresar mientras no pidiese perdón y admitiese ser marroquí. La activista no lo hizo y, tras 32 días de huelga de hambre en Lanzarote, volvió a su casa. Marruecos ha perdido.

Para disipar las dudas sobre la derrota política de Marruecos basta con leer los comentarios de internautas marroquíes en los foros de Internet. La web Hespress, situada en Canadá, es la más activa y visitada. He aquí unas muestras de mensajes: "Haidar ha ganado y Marruecos ha perdido". "Francamente no estoy orgulloso". "Una mujer más fuerte que un Estado". "El Gobierno marroquí puso de nuevo de manifiesto su debilidad (...)". "Nuestros políticos deben saber que sólo una democratización acelerada del país nos permitirá demostrar que nuestra oferta autonómica [para el Sáhara] es seria".

"Aminetugate", titula en portada, en su edición de hoy, el semanario marroquí independiente Le Journal. "Este asunto ha revelado, como lo hizo en su día el contencioso del islote de Perejil, la alucinante falta de profesionalidad de la diplomacia marroquí y, más allá, la filosofía de todo un Estado".

España y Francia -no así EEUU, cuyo comunicado es sobrio- contribuyeron a atenuar, sin embargo, la derrota marroquí. Quizá era el precio a pagar para que Rabat diese marcha atrás. El presidente Nicolas Sarkozy "saluda" la propuesta de autonomía marroquí para resolver el conflicto y señala que Haidar llega "al territorio del Reino" de Marruecos. Considera, por tanto, que la capital del Sáhara forma parte de Marruecos.

El Gobierno español es más cauto sobre el Sáhara, pero es, en cambio, prolijo en elogios del rey Mohamed VI. Resalta "su compromiso con la democracia y la consolidación del Estado de derecho". El otoño se ha caracterizado en Marruecos por un claro retroceso de la libertad de prensa.

París y Madrid constatan, por último, que "la Ley marroquí se aplica en el territorio" del Sáhara. Tal y como está redactado es un cheque en blanco a Rabat. Hubiese bastado añadir la coletilla "de conformidad con el derecho internacional" para poner cortapisas a la autoridad marroquí. No lo hicieron.

LOS COMUNICADOS OFICIALES

- Presidencia de la República Francesa. "El 15 de diciembre de 2009 el presidente de la República recibió al ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Taïb Fassi Fihri, portador de un mensaje de su majestad Mohamed VI, rey de Marruecos. (...) Respecto al Sáhara, el presidente de la República ha acogido la propuesta del reino de Marruecos de una amplia autonomía en el marco de una solución política bajo los auspicios de la ONU. A la espera de esta solución, se aplica la legislación marroquí. (...) En este contexto, el presidente de la República ha expresado el deseo de que el Reino de Marruecos permita, de acuerdo con su espíritu de apertura y generosidad, la devolución a la señora Aminetu Haidar de su pasaporte marroquí a su llegada al territorio del Reino. Tras este encuentro, su Majestad Mohamed VI ha informado el 17 de diciembre de 2009 al presidente Sarkozy, mediante un mensaje, la conformidad del Estado marroquí".

- Comunicado del Gobierno español. "El Gobierno español, ante el agravamiento de la situación humanitaria de la señora Haidar, quiere hacer un nuevo llamamiento a las autoridades marroquíes para que dicho retorno pueda tener lugar a la mayor brevedad. Este gesto honraría a su Majestad el rey de Marruecos y a las autoridades del reino de Marruecos, y pondría una vez más de manifiesto su compromiso con la democracia y la consolidación del Estado de derecho. (...) El Gobierno de España comparte la preocupación de la comunidad internacional para que en las próximas semanas se puedan dar las condiciones para que se avance en las negociaciones del proceso de Manhasset, en el marco de los principios y arreglos de Naciones Unidas, al objeto de facilitar una solución política justa, definitiva y de acuerdo con las partes. Mientras se resuelve el contencioso, España constata que la ley marroquí se aplica en el territorio del Sáhara Occidental".

- Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos. "A lo largo de las últimas semanas, varios Gobiernos de países amigos y socios realizaron gestiones ante las autoridades del reino de Marruecos a propósito de la cuestión del Sáhara marroquí. (...) Los diferentes interlocutores subrayaron el interés otorgado, en el plano estrictamente humanitario, a la situación de Aminetu Haidar. Por su parte, los responsables marroquíes, gubernamentales y políticos, (...) explicaron que la programación de la decisión de Aminetu Haidar, el 13 de noviembre pasado, se inscribe en una estrategia desarrollada e iniciada en otro lugar. También pusieron de manifiesto que las actuaciones de esta persona no guardan relación con la promoción de los derechos humanos, y que la misma actúa, a las claras, por cuenta del Polisario, un movimiento militar y totalitario a sueldo de Argelia, que es quien lo acoge, lo financia y lo apoya. En este contexto, varios jefes de Estado y altos dirigentes de países amigos y socios, pidieron a las autoridades marroquíes dar prueba de magnanimidad y tratar la situación de Haidar en su dimensión estrictamente humanitaria. (...) Del mismo modo, reiteran su aprecio por los esfuerzos serios y dignos de credibilidad que sostiene la iniciativa marroquí de autonomía. Finalmente, coinciden en que la ley marroquí se extiende al conjunto del territorio del reino. Distintos comunicados oficiales y declaraciones públicas fueron emitidos en este sentido. Sobre la base de estas clarificaciones y del imperativo del respeto total de la ley marroquí, por todos sin excepción alguna, y sobre la integridad del territorio nacional, el reino de Marruecos ha accedido a la petición del regreso".

- Hilary Clinton, secretaria de Estado de EE UU. "He conocido con satisfacción la decisión del Gobierno de Marruecos de readmitir a Aminetu Haidar -galardonada con el Premio Robert F. Kennedy de los Derechos Humanos- por razones humanitarias. Este gesto humanitario refleja el verdadero espíritu y generosidad del Gobierno y el pueblo marroquí, y subraya la urgencia de encontrar una solución definitiva al conflicto del Sáhara Occidental. Me uno al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, al pedir una quinta ronda de las conversaciones de Manhasset".

EDITORIAL. Haidar: efectos políticos

Rabat obtiene el reconocimiento de Francia y España, pero desacredita la salida autonómica

19/12/2009


La comunidad internacional ha acogido con satisfacción el desenlace de la crisis que mantenía en el aeropuerto de Lanzarote a la activista saharaui de derechos humanos Aminetu Haidar. El alto número de comunicados oficiales emitidos desde diversas capitales de todo el mundo demuestra que Marruecos cometió un grave error político, además de un atropello contra los derechos humanos, en los que el papel de España ha quedado en entredicho por la actuación, aún confusamente explicada, del ministro Moratinos. Rabat sólo pareció tomar conciencia en los últimos días de que su indiferencia hacia la suerte de Haidar, en huelga de hambre durante un mes, iba traduciéndose en un progresivo descrédito de su posición sobre el Sáhara, y de ahí que haya aceptado finalmente el retorno de la activista.

A juzgar por los comunicados emitidos por los Gobiernos más activos en la búsqueda de una solución (Francia y Estados Unidos, además de España), Rabat ha querido revertir los efectos políticos de la crisis cuando empezaban a alcanzar proporciones inasumibles para sus intereses. De ahí que, en aras de una solución que evitase el fallecimiento de Haidar, los comunicados de los Gobiernos español y francés hayan accedido a hacer el elogio de un régimen que no lo merece en lo que respecta a este caso, y puede que tampoco en la marcha general de la democratización y el respeto a los derechos humanos. Los proyectos modernizadores de Mohamed VI parecen pertenecer más a los buenos propósitos del pasado que a una voluntad política actual, como lo prueban los retrocesos en la libertad de prensa y el endurecimiento de la represión contra los saharauis y el conjunto de la población.

España y Francia también han coincidido en realizar un equívoco reconocimiento sobre la aplicación del derecho marroquí en el territorio del Sáhara. Es obvio que se trata de una concesión política a Rabat para que accediese al retorno de Haidar. Pero no es seguro, desde el punto de vista de la legalidad internacional, que Marruecos pueda extender sin más su ordenamiento al Sáhara, un territorio del que tomó posesión en 1975 y que tiene pendiente el ejercicio de la autodeterminación. Y tampoco es enteramente cierto que, pese a todo, esté aplicando su ley, si es así como se quieren interpretar los comunicados de España y Francia: en este momento siguen existiendo normas específicas que restringen los derechos de los saharauis con respecto a los de los marroquíes.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha hecho pública, por su parte, una declaración menos comprometida que las de Madrid y París, insistiendo en la vía autonomista como solución al problema del Sáhara. El mayor coste para Rabat de esta crisis es el descrédito de esa salida: para que resultara creíble serían necesarios avances inequívocos en la democratización del régimen. Exactamente lo contrario de cuanto estos días ha quedado al descubierto.

Ver también:

Haidar: "Espero que el Gobierno español rectifique su actitud y su postura"

El PP critica las "mentiras" del Gobierno

Haidar niega haber cedido ante Marruecos a cambio de su regreso

El Gobierno deberá "restaurar" sus relaciones

Haidar

EL PERIÓDICO

Fin de un conflicto diplomático

El retorno de Haidar abre una nueva era de la lucha del pueblo saharaui

Una vigilancia férrea restringe desde ayer el acceso de las visitas a su casa de El Aaiún

Haidar anuncia que planea impulsar una estrategia de «ruptura del silencio»

BEATRIZ MESA
EL AAIÚN / Enviada especial

El pueblo saharaui vuelve a asomar la cabeza tras más de 30 años de olvido. Aminetu Haidar lo ha conseguido. Desde que regresó a El Aaiún, de donde fue expulsada el pasado 14 de noviembre por renunciar a la nacionalidad marroquí, se ha convertido en la madre de todos los saharauis. Solo espera una pronta recuperación para abanderar de nuevo la lucha pacífica por los derechos humanos y la independencia de su pueblo, una causa que abrazó siguiendo el ejemplo de uno de sus primos. «Fue él quien me empujó a militar. Mi madre y mis hermanos tenían mucho miedo a la represión», aseguró Haidar a EL PERIÓDICO, con cara cansada aunque con gesto firme. Sigue postrada en una cama de su casa y su médico, Domingo de Guzmán, solo le recomienda, de momento, ingerir agua y suero. El proceso de recuperación será muy lento tras la durísima huelga de hambre de 32 días.

Haidar ha regresado a su tierra con nuevos planes y, pese a su delicado estado de salud, con energías renovadas. Quiere iniciar una política de «ruptura del silencio» que permita reeducar a la sociedad civil y le traslade derechos básicos, como la libertad de expresión y de circulación, y que dé a conocer la historia de un pueblo, el saharaui, «que espera su autodeterminación», tal y como contemplan en cada resolución las Naciones Unidas.

DISCRIMINACIÓN / Con su voz todavía frágil, la activista aseguró que la batalla proseguirá no solo a favor de la independencia del Sáhara Occidental, sino también en defensa de los derechos humanos, por los que lleva peleando desde que cumplió 17 años. «Empecé a esta edad de forma activa, aunque muy discretamente para que mi familia no pagara ningún precio», relató Haidar. Sufrió la discriminación por parte de algunos profesores. «Nos odiaban», comentó aún indignada. En la escuela, la frontera entre los marroquís y los saharauis era y es, dijo, «flagrante». Y puso un ejemplo para justificar la opción por la lucha que años más tarde la llevó a la cárcel: «Una mañana, mi profesor me expulsó por limpiarme la ropa manchada de tiza. Me insultó llamándome saharaui».

Su caso recuerda al de tantos otros entre las nuevas generaciones que hoy se suman a la resistencia y que nunca han conocido la libertad. Los profesores piden a los chavales que dibujen la bandera de Marruecos como medida de presión. Ellos se niegan porque solo conocen la de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

SIN ARMAS / El hijo de la activista, Mohamed El Kossimi, lloró de alegría al verla con vida. Ayer la miraba con ojos de admirador. Solo tiene 14 años y ya está determinado a combatir –«sin armas», precisó su madre– por la libertad de su país.
En el barrio de Casa Piedra, donde se encuentra la casa de Haidar, los vecinos están de fiesta tras el regreso de su líder. Sin embargo la férrea vigilancia impidió ayer que familiares, amigos y medios de comunicación pudieran entrar en la vivienda. Solo ha pasado un día desde el regreso de Haidar y Marruecos ya ha violado el compromiso de respetar el derecho de circulación y expresión de la Gandhi saharaui. «Ese es el Gobierno en el que confía el Ejecutivo de Zapatero», apuntó la activista.

Centenares de saharauis de todas edades se echaron a las calles de El Aaiún para dar la bienvenida a Haidar

La represión policial se saldó con 30 heridos

BEATRIZ MESA
EL AAIÚN / ENVIADA ESPECIAL

Durante una hora y media de la noche del jueves, el avión que transportaba a Aminetu Haidar sobrevoló El Aaiún. «Problemas de seguridad», aludieron las autoridades marroquís. La activista y su hermana, Leila, temieron lo peor porque pensaron que, como la última vez, el regreso podía verse truncado tras una nueva vuelta de tuerca del Estado marroquí. Falsa alarma. El aparato aterrizó poco antes de medianoche. Y estalló el ulular en los barrios poblados por saharauis y las bocinas de los coches comenzaron a sonar en apoyo a la «madre saharaui».

Trasladada en el vehículo de su tío, Haidar llegó a su anhelada casa, donde recibió el calor de unas 70 personas, entre amigos cercanos y familiares. Hasta que no la vieron no respiraron tranquilos. «Hoy es el triunfo de las causas justas», declaró la activista, ya en su cama. «Es nuestra victoria», señaló muy orgullosa su amiga íntima Jimi El Galia, que también ha sufrido lo indecible como defensora de los derechos humanos. Las dos rieron e hicieron la uve como señal de victoria.

La tensión en la excolonia española solo acababa de comenzar. Ya lo advirtió a este diario el compañero sentimental de Haidar: «Muerta o viva, la traigan o no, esto va a explotar». Centenares de personas de todas las edades –niños, jóvenes, mujeres envueltas en vistosas melfas...– no se doblegaron ante la amenaza de las autoridades y salieron en grupos para corear aquello que no pudieron hacer en el último año por la represión. Gritos de «viva el Frente Polisario y la madre de todos» se escucharon de forma masiva. Cientos de agentes cercaron El Aaiún y los barrios independentistas. La represión policial se saldó con 30 heridos.

Dos periodistas españoles resultan heridos en los enfrentamientos

Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los numerosos saharauis que la noche del jueves salieron a las calles de El Aaiún para recibir a Haidar acabaron con dos periodistas españoles heridos. Los activistas, que levantaron protestas independentistas de forma pacífica, fueron duramente reprimidos por los agentes, que iban provistos de porras y material antidisturbios.

Los reporteros se dirigían a entrevistar a varios defensores de la causa saharaui cuando recibieron una pedrada en la cabeza. Uno de ellos tuvo que acudir al Hospital Mulay Hasan Ben El Mehdi de El Aaiún, donde le pusieron dos puntos. Allí también llegó un joven con un brazo roto por la policía, que utiliza la fuerza con impunidad cuando se trata de defender los planes anexionistas.

Ver también:

El Gobierno se vuelca en defender la polémica gestión del ‘caso Haidar’

EDITORIAL: 'Haidar, en casa'

Público

Marruecos devuelve a Haidar su pasaporte

La saharaui no tuvo que rellenar la ficha de entrada al aterrizar en El Aaiún, donde la celebración en las calles pudo más que el miedo

TRINIDAD DEIROS - ENVIADA ESPECIAL - 19/12/2009


Aminatou Haidar volvió a casa con la cabeza muy alta. Lo hizo sin plegarse a las condiciones que Marruecos había intentado imponerle y sin que ni ella ni nadie de su familia elevaran una petición de clemencia al rey Mohammed VI. A su llegada al aeropuerto Hassán I de El Aaiún, las autoridades marroquíes le devolvieron el pasaporte que le confiscaron el día de su expulsión, el pasado 13 de noviembre. En esta ocasión, no le obligaron a rellenar la ficha de entrada en territorio marroquí.

En ese documento, la activista suele dejar en blanco la casilla de la nacionalidad, aunque rellena la de su dirección, precisando que esta se halla en el Sáhara Occidental. Esa fue la excusa esgrimida por Marruecos para expulsarla.

Ni la Policía, ni la amenaza de la posible llegada de los antidisturbios a Casa Piedra, el céntrico barrio de El Aaiún donde vive Haidar, lograron ayer acallar del todo la celebración por la vuelta de la activista a su casa. Desde que "la madre de todos los saharauis" como la llaman los jóvenes de la ciudad pudo abrazar a los suyos, el miedo que atenazó a su familia en las horas previas al aterrizaje del avión se convirtió en alegría.

El aparato tomó tierra aproximadamente a las 23.30 horas del jueves (una hora más en la España peninsular) y a partir de ese momento empezó la fiesta, sobre todo de puertas para dentro, pues las fuerzas de seguridad tenían cercado el barrio. Aun así, la celebración en la casa de los Haidar duró hasta las cinco de la mañana.

Ahmed, primo de la activista, estaba ayer exultante. En un salón cubierto con alfombras y divanes árabes de terciopelo decía que han venido saharauis de todos los rincones de estas tierras: "Y eso que la gente tiene miedo, porque cuando entras aquí, en seguida te hacen una foto para los archivos de la Policía".

"Está muy cansada"

De repente, en la puerta de la casa de los Haidar cerrada para impedir que los agentes que estaban fuera controlaran a los visitantes, una mujer gritaba porque no le dejaban ver a Aminatou. "Está muy cansada y no puede recibir a todas las personas que vienen a visitarla", se excusaba uno de sus tíos.

Entre los niños que entraban y salían, haciendo la señal de la victoria con los dedos, estaba Mohamed, el hijo pequeño de Aminatou, de 13 años. Con una sonrisa tímida, asentía cuando le preguntaban si estaba contento.

Los familiares de la mujer, que con su huelga de hambre ha retratado el déficit de derechos humanos que padecen los saharauis, se enteraron de que al fin volvía a El Aaiún por la cadena árabe Al Yazira. Mientras, Rabat aseguraba en un comunicado que había permitido que Aminatou volviera a su casa "por razoneshumanitarias".

Haidar, fundadora del Colectivo de Defensa de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental (CODESA), rechazó también la ambulancia que se puso a su disposición para desplazarse del aeropuerto a su casa. Viajó en un coche particular, conducido por su tío materno, el único familiar que obtuvo permiso para ira recibirla.

Con el aeropuerto cerrado a cal y canto, y custodiado como si se tratara de una base militar, no hubo imágenes de la llegada de Haidar al Sáhara. La Policía hizo todo lo que pudo por impedir el trabajo de los periodistas, que intentaron en vano entrar en el aeródromo, algo que se les prohibió tajantemente por orden del Ministerio del Interior. En medio de la confusión, dos periodistas recibieron sendas pedradas por las que tuvieron que ser atendidos.

Brutalidad policial

Los intentos de ocultar la vuelta de la activista se revelaron vanos. La noticia corrió pronto por su barrio, literalmente invadido por policías y agentes de las compañías móviles de intervención antidistubios, conocidas por su brutalidad.

"¡Viva Aminatou!, ¡Viva el Polisario!, ¡Fuera Marruecos!". Un pequeño grupo de jóvenes se las arregló para lanzar gritos de júbilo antes de que las fuerzas de seguridad pudieran organizarse para cargar.

Desde la Intifada de 2005 y la represión que le siguió, los saharauis protestan a menudo de esta forma: un grupo pequeño sale a la calle, corea eslóganes y, antes de que la Policía intervenga, se dispersa.

En el hospital Moulay Hassan Ben El Mehdi, un joven de 23 años esperaba ayer para ser atendido. Había llegado al centro hospitalario sin zapatos, con el brazo roto por dos sitios y con señales evidentes de que le habían molido a palos, al igual que un amigo que se sentaba a su lado, también sin zapatos. "¡Ha sido la Policía!. ¡Ha sido la Policía!, gritaba su prima a su lado.

La rebelión y el apoyo a Haidar seguían vivos en la tarde de ayer en el barrio de Casa Piedra. Dos chicas que gritaban "¡Viva Aminatou!", mientras tiraban octavillas con su cara, no tardaron en desaparecer en el interior de una furgoneta policial.

AVUI

Madrid va assumir la sobirania de Rabat per tancar el cas Haidar
La Moncloa es va desdir en 48 hores d’una resolució del PSOE per acceptar que la llei del Marroc impera al Sàhara


Poemario por un Sahara Libre

Inés Miranda. ‘Es lamentable que se haya resuelto por otros países'

Haidar ve a España "responsable" del Sáhara. Dice que aplicar ley marroquí va contra la legalidad internacional

¿A cambio de qué?

Aminetu, de vuelta al Sahara. Fran Sevilla

Marruecos responde con represión a la llegada de Aminetu. "Seguiré con mi lucha hasta el final"

IU denuncia que el Gobierno "rompe con toda la legalidad" al reconocer la ley marroquí en el Sáhara Occidental

Marruecos afirma que autorizó el regreso por razones humanitarias. El acuerdo se 'cocinó' el domingo

Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC)
18 de diciembre de 2009


Iniciativas del Parlament de Cataluña en apoyo de Aminetu Haidar


Miquel Carrillo Giralt, diputat al Parlament de Catalunya / _Coordinador Intergrup "Per la Pau i la Llibertat al Sàhara", nos remite documentos e iniciativas llevados a cabo por el Parlament de Cataluña en apoyo de Aminetu Haidar.

- 09/12/2009 Aprobación de una Declaración institucional de la Junta de Portavoces, por unanimidad de los 6 grupos parlamentarios (adjunto documento).

- 09/12/2009 Una delegación del movimiento solidario de Cataluña visita Aminatou en Lanzarote.

- 14/12/2009 Una delegación de 9 mujeres de distintas entidades e instituciones de Cataluña, entre ellas 4 diputadas (CiU, ERC, PP, ICV) visitan Aminatou. El mismo día, el coordinador del Intergrupo también la visita y le hace entrega de la Declaración institucional. En un gesto emotivo y de gran relevancia, Aminatou dedica y firma una copia para el Parlament (adjunto copia del documento).

- 17/12/2009 Lectura de la Declaración Institucional en el Pleno del Parlamento, transmitida en directo por TV3, televisión pública de la Generalitat, en el Canal 3/24 de información continuada. Han asistido al pleno como invitados distintos representantes del movimiento solidario, entre ellos un representante de la Delegación del Polisario en Catalunya.

Nota de SR. Ver también: El régimen marroquí, los nuevos piratas de África. Mohammed Chaib ataca de nuevo y disgusta al Parlament de Catalunya...

Ver toda la información publicada en SAHARA RESISTE

Fuentes:
*Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC)
*EL PAÍS
*Público
*EL PERIÓDICO
*AVUI
*POEMARIO POR UN SAHARA LIBRE
*RTVE.es