viernes, 9 de mayo de 2008

HUMAN RIGHTS WATCH critica a Marruecos por abusos policiales contra activistas saharauis


Poemario por un Sáhara Libre
8 de mayo de 2008

La organización Human Rights Watch (HRW) criticó hoy la actuación de las autoridades de Marruecos en la investigación de supuestos abusos policiales contra dos activistas saharauis que fueron detenidos en diciembre de 2007.

La organización defensora de los derechos humanos explicó en un comunicado que las autoridades marroquíes cerraron el pasado día 5, por 'falta de pruebas', la investigación de los presuntos abusos sufridos por Dahha Rahmouni y Brahim al Ansari. [NOTA POEMARIO: Ver noticia de su detención]

Esos dos activistas saharauis fueron detenidos de forma arbitraria el pasado año por la policía en la localidad de El Aiún, en el Sahara Occidental, y fueron golpeados antes de ser puestos en libertad sin que se presentaran cargos en su contra, según HRW.

La organización estadounidense hizo hoy públicos varios documentos que a su juicio indican que las autoridades marroquíes 'no realizaron una investigación creíble sobre el incidente antes de anunciar el final de ese proceso el 5 de mayo'.

Sarah Leah Whitson, directora de HRW para Oriente Medio y el Norte de África, subrayó que una investigación imparcial 'habría incluido el testimonio tanto de los policías acusados del abuso como de los activistas que hacían las acusaciones'.

'Frente a esto, las autoridades marroquíes eligieron escuchar sólo a una parte, lo que muestra que no son imparciales', agregó.

La organización neoyorquina explicó que, desde que los dos activistas pro-derechos humanos presentaron en enero sus denuncias ante la fiscalía de El Aiún, el único contacto que han tenido con las autoridades fue el pasado día 5, cuando la policía les informó de que se había cerrado el caso por falta de pruebas.

HRW señaló que cada año numerosos saharauis presentan formalmente ante las fiscalías locales denuncias de violencia policial en El Aiún y otras zonas del Sahara Occidental pero, como en los casos anteriores, la mayoría son desestimadas sin que se recaben otras pruebas más allá de la propia versión policial.

'Las investigaciones que dan la apariencia de realizarse de mala fe perpetúan la impunidad de los malos tratos policiales a saharauis', recalcó Whitson, por lo que reclamó a las autoridades que investiguen de forma creíble las violaciones a los derechos humanos en el Sahara Occidental.

Fuentes:
*
*Terra Actualidad - EFE