miércoles, 7 de mayo de 2008

Cinco jóvenes saharauis detenidos y maltratados en la ciudad ocupada de El Aaiun

El Aaiun (territorios ocupados del Sáhara Occidental), 06/05/2008 (SPS) Al menos cinco jóvenes saharauis, entre ellos un disminuido físico y una chica fueron detenidos y maltratados como consecuencia de haber participado en las marchas obreras organizadas con motivo del 1 de Mayo, denunciando las condiciones sociales y económicas de los ciudadanos saharauis en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

Los manifestantes pidieron también que se respete el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y la liberación inmediata de los presos políticos saharauis que se encuentran aún en las diferentes cárceles marroquíes, indica la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones Graves de los Derechos Humanos cometidas por el Estado Marroquí (ASVDH).

Las fuerzas de seguridad marroquíes replicaron a las reivindicaciones de los manifestantes con la detención de los jóvenes saharauis Najem Elallawi, Mohamed Elmehdi, Sabbar, Said Haddad (disminuido físico) y Fátima Laaziza Belgasm, añade la misma fuente.

Estos cinco jóvenes saharauis afirman haber sido maltratados en el lugar de las manifestaciones por agentes de policía vestidos de paisano bajo el mando del torturador Aziz Annuche, más conocido por Touhima.

"El conocido torturador Aziz Touhima me detuvo junto con un grupo de agentes de policía vestidos de paisano. Tras haberme dado en el mismo lugar de la manifestación una serie de patadas en diferentes partes de mi cuerpo, perdí el conocimiento caí al suelo por los golpes", cuenta Fátima Belgasm, en un testimonio citado por la ASVDH.

"Fui llevada al hospital Belmehdi de El Aaiun y me pusieron en un cuarto sola, donde una enfermera me inyectó en los pies un producto desconocido por medio de un gran jeringa " añadió.

"Tras algunos minutos, le enfermera volvió en compañía de agentes de policía de paisano y se pusieron a torturarme salvajemente por orden de los agentes de policía, con ayuda de una gran jeringa con la que me pincharon más de treinta veces en los pies", se lamentó.

"Esta enfermera y los policías siguieron torturándome física y psicológicamente mientras que a mi familia le prohibieron entrar en el hospital para verme durante más de tres horas", concluyó Belgasm su testimonio. (SPS)

Fuentes:
*SPS- SAHARA PRESS SERVICE
*POEMARIO POR UN SAHARA LIBRE