martes, 15 de julio de 2008

La policía marroquí vuelve a agredir y amenazar al 'Mandela saharaui'

Mohamed Daddach, el Mandela norteafricano.


La Opinión de Tenerife
12 de julio de 2008


Sidi Mohamed Daddach, el preso de conciencia saharaui que más tiempo ininterrumpido ha permanecido en las cárceles marroquíes (24 años), denuncia que "me insultaron, me agredieron y me amenazaron de muerte bajo la dirección del oficial Mohamed Hassani" en territorio ocupado

LA OPINIÓN / SANTA CRUZ DE TENERIFE

(Puedes ver el contenido de la primera parte de la noticia en el siguiente enlace: El activista de Derechos Humanos Mohamed Daddach recibe una paliza de la cúpula policial marroquí en el Sahara)

ENTREVISTA CON SIDI MOHAMED DADDACH

Más de 24 años preso en las cárceles secretas marroquíes por pedir la autodeterminación de su pueblo han hecho que se le conozca como "el Mandela norteafricano". Presidente del Comité Saharaui de Apoyo al Derecho de Autodeterminación (CSSASO), han sido tantas las vejaciones, las torturas y los malos tratos que ha sufrido que prefiere no hablar de ellas porque "necesitaríamos demasiado tiempo".
A finales de junio estaba invitado a la Conferencia Internacional de Juristas por el Sahara en Las Palmas y el cónsul de España en Agadir, José María Rodríguez Coso, le negó el visado alegando falta de documentación, lo que él desmiente. No es la primera vez que sucede; también le pasó a otro activista, Hamad H´mad, que tuvo que pedir el visado a la embajada sueca.
Afirma que "lamenta" determinadas actitudes del Gobierno de Canarias sobre el Sahara, agradece a los canarios su solidaridad con los saharauis y asegura que "habrá otra oportunidad" para que lo conozcamos, según declaraciones hechas al Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC) que ha logrado traspasar el bloqueo establecido por la seguridad marroquí para hablar con él.

Pregunta- Usted tenía previsto participar en la Conferencia Internacional de Juristas por el Sahara de Las Palmas pero el cónsul de España en Agadir asegura que no entregó la documentación necesaria para tramitar su visado, que no indicó a qué venía, ni quién le invitaba y se hacía responsable de su estancia o medios económicos, ¿qué puede decir al respecto?
Respuesta.- Sólo puedo decir que se presentaron todos los documentos necesarios y que incluían la solicitud oficial y el respaldo de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). Además, he sido reconocido ante todas las instancias y de forma oficial como activista de Derechos Humanos por organizaciones tan serias y con tanta credibilidad como Amnistía Internacional y se me concedió el Premio RAFTO de Derechos Humanos en Noruega en 2002. El rechazo de mi solicitud de visado por el cónsul de España en Agadir no tiene base y me siento muy dolido por no haber podido viajar a Canarias.
P.- El Gobierno de España defiende los Derechos Humanos en el mundo y manda tropas a pacificar Afganistán y Líbano, pero ¿por qué permanece en silencio e inactivo en todo lo que se refiere a la represión marroquí contra la población saharaui mientras apoya las tesis de Rabat en el Sahara?
R.-Ellos sabrán, es su política y yo no puedo interferir pero, como defensor de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental y buen conocedor de los saharauis, tengo que advertirle al Gobierno español de que le tocará asumir toda la responsabilidad histórica por el sufrimiento que ha provocado al pueblo saharaui. Es algo que ha de saber.
P.- Según denuncian organizaciones nacionales e internacionales y activistas de Derechos Humanos en la zona, usted recibió su última paliza a manos de la policía marroquí el pasado martes cuando iba a dar la bienvenida al preso político saharaui Brahim Sabbar, liberado ese día de prisión, ¿qué situación vive la población saharaui de El Aaiún durante los últimos días?
R.- Después de la liberación del también activista de los Derechos Humanos, Brahim Sabbar, el pasado martes 17 de junio, las fuerzas de ocupación marroquíes bloquearon y acorralaron todos los barrios y zonas donde viven mayoritariamente saharauis en la capital del Sahara. El cerco sobre El Aaiún sigue cerrado hasta el momento por lo que hacemos un llamamiento a todas las personas y organizaciones que nos quieran ayudar para denunciar la situación que viven los saharauis de la capital ocupada del Sahara Occidental desde la liberación de Brahim Sabbar, el día 17.
P.- Es conocido como el "Mandela norteafricano" por ser el preso de conciencia que más tiempo seguido ha pasado en las cárceles marroquíes y venía a Canarias a dar testimonio de sus 24 años de prisión injustificada, ¿cómo fueron?
R.- Es verdad, permanecí más de 24 años en las cárceles marroquíes encerrado bajo un trato inhumano. El sufrimiento que hemos padecido ha sido tanto que para hablar de éste necesitaríamos demasiado tiempo. Sólo me gustaría pedir a nuestros hermanos y amigos de todo el mundo que mantengan el apoyo que nos prestan. Sus denuncias, manifestaciones, las cartas enviadas a la o­nU y a las organizaciones internacionales acaban haciendo que el Gobierno de Marruecos se vea afectado por la presión y además suponen una dosis importante de moral para mantener el levantamiento pacífico del pueblo saharaui contra el cerco del ocupante.
P.- Miembros de las misiones de observación internacionales a los juicios contra los activistas saharauis relatan que la mayoría de los acusados, entre golpes, gritan pidiendo la paz, ¿cree que el conflicto saharaui puede tener una solución pacífica?
R.- Hay que hacer justicia. Pedimos a la Asamblea de Naciones Unidas, parlamentos y congresistas de diferentes países y regiones y a los miembros de todas las organizaciones solidarias con nosotros que unan sus fuerzas para descubrir el paradero de los centenares de desaparecidos saharauis, para la liberación de todos los presos políticos y de conciencia saharauis detenidos en las cárceles de Marruecos y en la Cárcel Negra de El Aaiún, en el Sahara, y la entrega de los torturadores y los genocidas a la Justicia internacional. Por último, exigimos la libre autodeterminación para el pueblo saharaui y que se detenga el saqueo de las riquezas naturales de nuestra tierra, que deberían estar bajo vigilancia de la ONU.
P.- Parece que las décadas de represión no han podido acabar con el sentimiento de identidad de las nuevas generaciones de saharauis a pesar de los esfuerzos de Marruecos, ¿cuál es el papel de los jóvenes en la lucha por la autodeterminación de su pueblo?, ¿cómo viven ellos el día a día de los territorios ocupados?
R.- En mi opinión, los jóvenes saharauis siempre han estado al frente de nuestra lucha por la autodeterminación y la libertad. La prueba es el gran número de ellos que participan en cada una de las manifestaciones pacíficas que se celebran en el Sahara ocupado pidiendo el respeto a los Derechos Humanos y la libertad y en las que o­ndean cientos de banderas del Frente Polisario.
P.- El Gobierno de Canarias y diferentes instituciones de las Islas Canarias recibieron hace unas semanas a una delegación del Consejo Real Consultivo para Asuntos del Sahara (CORCAS) en representación del pueblo saharaui, ¿en realidad representan a una parte importante de la población?, ¿qué sienten en los territorios ocupados cuando leen esa información?
R.- Nosotros, que somos los que realmente vivimos y padecemos la opresión en el interior del Sahara Occidental ocupado por el invasor marroquí, sentimos pena por esos reconocimientos del Gobierno de las Islas Canarias a alguien que no reconoce ni a su propia gente ni su sufrimiento. Lamentamos que, en ese sentido, se inclinen por la postura del Gobierno marroquí y por la injusticia sabiendo que el único representante del pueblo saharaui es el Frente Polisario.
P.- ¿Qué les diría a las empresas canarias que negocian con recursos del Sahara?
R.- Que cualquier acuerdo comercial con nuestros recursos o con el Gobierno marroquí en nuestra tierra será a costa del pueblo saharaui. Pedimos que no lo hagan. Ningún estado del mundo reconoce la soberanía marroquí sobre el territorio y, por lo tanto, se trata de un país en vías de descolonización, según viene manifestando la o­nU desde los años 60 hasta hoy, un año tras otro.
P.- Muchos canarios esperaban poder escuchar su testimonio estos días con motivo de la Conferencia de Juristas, ¿qué les diría?
R.- Me gustaría dar las gracias a las asociaciones, los organizadores y a los participantes en la Conferencia de Las Palmas por su invitación. También a todos los canarios, siempre solidarios con nuestro pueblo, a los juristas que asistieron y a todos los que apoyan la causa justa del pueblo saharaui. En esta ocasión no pudimos vernos por los motivos que ya conocen pero habrá una próxima oportunidad. Gracias.

Fuentes:
*Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC)
*La Opinión de Tenerife

NO OLVIDES DEJAR TU FIRMA Y REENVÍALO A TUS CONTACTOS: