miércoles, 23 de julio de 2008

De un desierto a un oasis

Las dos familias de acogida con Galia y Sidahmed, dos niños saharuis,
en el parque Garcia Sanabria. Foto: JONAY RODRÍGUEZ


La Opinión de Tenerife
20 de julio de 2008


Niños saharauis pasan el verano con familias canarias

Dar sin pedir nada a cambio. Esa es la filosofía de vida de las familias que acogen a niños saharauis durante el verano. En esta ocasión, un total de 76 pequeños disfrutarán del programa Vacaciones en paz en Tenerife gracias a la Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui. Algunos de los padres de acogida, como los de Galia y Sidahmed, califican de "inolvidable" esta experiencia.

LEYRE ROMERO. SANTA CRUZ DE TENERIFE. Galia tiene 9 años, en septiembre cumple 10 y es su segundo verano en España. Su largo pelo negro peinado en dos coletas le llega hasta la cintura de su vestido azul y blanco. Saluda y sonríe muy educadamente, no habla mucho más, aunque sabe, porque tiene poca confianza. Sidahmed, por el contrario, que disfruta de sus primeros días en España, tiene 8 años. Sólo sabe decir cosas como galletas, yogurt o plátano, pero saluda con la alegre mirada de sus tremendos ojos negros. Aunque en principio parece haber diferencias entre ellos, comparten un pasado y un presente. Durante el año viven en Tinduf, en un barrio de uno de los campamentos de refugiados Saharauis del sur de Argelia. Y en verano en España, ambos se maravillan con cosas como el agua corriente, la luz eléctrica o la playa.

Sidahmed persigue a las palomas por el parque y Galia juega y corretea con los hijos de Pedro Manuel y Jaimina. "Se llevan muy bien, los juguetes son de todos, van a un campamento entre semana juntos. A mis hijos esta experiencia les está sirviendo para ser más tolerantes, ellos mismos se dan cuenta de lo que tienen todo el año y lo que le falta a Galia", comenta Jaimina. Ella y Pedro Manuel decidieron acoger a un niño saharaui el año pasado. "Un compañero de trabajo que es miembro de una asociación nos convenció del todo, el papeleo se arregló muy rápido, la experiencia personal es increíble", dice. Carlos y Natalia, por su parte, son primerizos. La experiencia se la recomendó una amiga antes de que adoptaran a un niño. "Al principio lo pasamos un poco mal porque lloraba mucho, hasta que pudo hablar por teléfono con un familiar. Ahora es una pasada, ya controlamos las llantinas, es muy bueno y respetuoso".

La Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui, que organiza desde Canarias este proyecto, viaja dos veces al año al campamento de Tinduf, se vuelca con las familias durante el periodo de acogida, están atentos de sus chequeos médicos, y de la evolución del niño. Alberto Negrín, uno de los encargados del proyecto en Tenerife, insiste también en el trabajo posterior. "Es muy importante que las familias mantengan el contacto".

Los niños acogidos tienen entre 7 y 12 años, sólo los hijos de mártires pueden repetir hasta los 13, y debe estar escolarizados. A partir de esa edad se despegan del núcleo familiar para ir a estudiar a Argel o a los internados de los propios campamentos. Son cerca de 10.000 niños los que vienen de acogida a España. Este año lo harán 136 en la provincia de Tenerife, El Hierro (6), La Palma (18) y Tenerife (76). A pesar de ser una cifra redonda, es aún bastante pequeña. "Es el cupo que nos permite el Ministerio. Si hubiera voluntad política, una infraestructura más preparada y más solidaridad de las familias podríamos hablar de otra cifra", se lamenta Alberto. Las dos parejas y él coinciden en que las familias que aún no participan en esta iniciativa "piensan que es más complicado de lo que realmente es. Es muy satisfactorio, pero tienes que estar disponible", afirma Alberto, "Canarias es una de las comunidades en la que hay menos familias de acogida. Sin embargo una vez que se animan, el 100% repite", continúa. Y definitivamente sentencia: "Se trata de ofrecer a estos niños, los derechos humanos que les pertenecen a ellos y de los que disfrutamos todos". Jaimina añade que "para ellos la experiencia es útil, pero a nosotros nos cambia la vida, te das cuenta de que eres un privilegiado, tenemos que aprender mucho de ellos".

Fuentes:
*La Opinión de Tenerife
*Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC)

NO OLVIDES DEJAR TU FIRMA Y REENVÍALO A TUS CONTACTOS: