miércoles, 4 de junio de 2008

Carta abierta a los eurodiputados españoles en relación con el Sáhara ocupado. Luís Portillo Pasqual del Riquelme

canarias-semanal.com
Luís Portillo Pasqual del Riquelme

Carta abierta a los eurodiputados españoles en relación con el Sáhara ocupado:
"EL SÁHARA OCCIDENTAL ES EL ÚNICO TERRITORIO DE ÁFRICA PENDIENTE DE DESCOLONIZAR"

Luis Portillo Pasqual del Riquelme - doctor en Ciencias Económicas y ex profesor de la Universidad Autónoma de Madrid - recuerda en esta carta enviada a los eurodiputados españoles su responsabilidad, y la del gobierno español, en relación a la ocupación marroquí del Sáhara. "A fecha de hoy -escribe Portillo Pasqual del Riquelme - el Sahara Occidental es el único territorio no-autónomo de África pendiente de descolonizar. Todos los demás territorios africanos antaño colonizados son hoy países independientes... El pueblo saharaui reclama el respeto y la aplicación de la legalidad internacional, al igual que la inmensa mayoría del pueblo español".

Señores eurodiputados, señoras eurodiputadas:

El reparto de África por las potencias europeas se llevó a cabo en la Conferencia de Berlín de 1885, como todos ustedes muy bien saben.

A fecha de hoy, septiembre de 2007, el Sahara Occidental es el único territorio no-autónomo de África pendiente de descolonizar. Todos los demás territorios africanos antaño colonizados son hoy países independientes.

Marruecos expulsó a España del Sáhara Occidental en 1975, mediante la ignominiosa Marcha Verde, abortando así el proceso descolonizador español mandatado por la ONU ya en la década de 1960.

Los no menos infames Acuerdos Tripartitos de Madrid fueron ilegales (ni siquiera se publicaron en el Boletín Oficial del Estado). Mediante dichos Acuerdos, el Gobierno español de la Dictadura entregó el Sáhara Occidental a Marruecos y Mauritania. "Los Acuerdos de Madrid [de 1975] no han transferido la soberanía del Sáhara Occidental ni han otorgado a ninguno de los firmantes el status de potencia administradora, status que España no puede transferir unilateralmente". (Resolución S/2002/161 del Departamento Jurídico de Naciones Unidas).

Cuando Mauritania se retiró de "su parte", tras firmar la PAZ con el Frente Polisario -representante legítimo del Pueblo saharaui-, Marruecos también invadió y ocupó "la parte mauritana".

Con financiación de Arabia Saudita y de EE.UU., Marruecos construyó un MURO fuertemente armado y sembrado de millones de minas a todo lo largo del Sáhara Occidental, dividiendo y separando mediante este apartheid el territorio y la población saharauis. Buena parte del Ejército marroquí está acantonado en los territorios ocupados (TT.OO.) del Sáhara Occidental. La Policía y la soldadesca marroquíes someten sistemáticamente a la población saharaui a una feroz represión: desapariciones, detenciones, encarcelamientos, torturas y toda clase de vejaciones; se pisotean los más elementales Derechos Humanos (DD.HH.). Se censura la prensa, Internet o la entrada de parlamentarios y observadores. Se viola impune y sistemáticamente la legalidad internacional. No hay libertad de expresión, ni de reunión, ni de manifestación.

Ni España ni la UE han reconocido todavía a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), lo que sí han hecho ya -para vergüenza de España- más de 80 países. España, ni siquiera ha concedido status diplomático a los representantes del Frente Polisario en nuestro olvidadizo país.

Marruecos, tras múltiples compromisos internacionales incumplidos, ofrece ahora unilateralmente al Frente Polisario una región con cierto grado de autonomía bajo soberanía marroquí (recuérdese, al respecto, lo sucedido con Eritrea o Kosovo). Y prosiguiendo con su política de tierra quemada y de hechos consumados, ha obligado a la celebración de elecciones legislativas en los TT.OO., como si del propio Marruecos se tratara.

El diario independiente EL PAÍS niega el derecho de réplica y se alinea con el ansiado proyecto de Rabat, apoyado por EE.UU. (AFRICOM), Francia y el actual Ejecutivo español.

El pueblo saharaui reclama el respeto y la aplicación de la legalidad internacional, al igual que la inmensa mayoría del pueblo español (Encuesta-Barómetro del Real Instituto Elcano) y millones de ciudadanos informados de todo el mundo.

La consigna de nuestro Gobierno y de los intereses subyacentes es el silencio, como si el asunto fuera competencia de otros, de "terceros. "El silencio es oro" para muchos grandes negociantes, mientras se mantiene el statu quo a costa de los legítimos derechos del pueblo saharaui.

El Pueblo saharaui ha sido el gran olvidado y el gran traicionado en la "modélica" Transición española a esta democracia olvidadiza y cobarde con nuestros propios compromisos, obligaciones y promesas (José Vidal-Beneyto), a expensas de los más débiles. Mientras tanto, el ex presidente del Gobierno, Sr. Felipe González, se permite manifestar públicamente que "la solidaridad es ponerse en el lugar de los otros". ¿A qué otros se refiere?

La credibilidad de Naciones Unidas está -una vez más- en juego, como también los valores y compromisos que debería asumir la tan cacareada Constitución Europea. La UE financia y privilegia las relaciones económico-comerciales con Marruecos y contribuye a expoliar los recursos naturales de los saharauis. Financia -más que indirectamente- la ocupación, el expolio, la violación sistemática de los DD.HH. y, en suma, de la legalidad internacional.

Todo esto podrán explicárselo a Sus Señorías (o recordárselo, si es que S.S. lo han olvidado o no quieren verlo) los miembros de la International Association of Jurists for Western Sahara, que acaba de celebrar su última Conferencia Internacional en Madrid, y respecto a la cual la prensa ha guardado el más absoluto silencio, siguiendo la consigna establecida para con el Sáhara Occidental y el Pueblo saharaui. Espero que los miembros de la mencionada Asociación dirijan a S.S., y a la opinión pública, algunas líneas más elocuentes que las mías.

Señoras Eurodiputadas y Señores Eurodiputados: Legalmente son ustedes representantes de la soberanía del Pueblo español -que es quien les paga el sueldo- ante la UE. Apelo a su sentido de la responsabilidad, de la vergüenza y de la justicia.

Los ciudadanos del mundo no cejaremos en nuestro empeño por defender la tan maltrecha ya legalidad internacional y la justa causa de los más débiles (Franz Fanon, Simone Weil, José Luis Sampedro...). Y si los propios poderosos violan la legalidad que ellos mismos impusieron y bendijeron, que se atengan a las consecuencias, porque entonces no acataremos sus normas (que ni ellos mismos cumplen) y romperemos el contrato social hoy vigente (que ellos rompen cuando quieren, mintiendo, mintiendo y mintiendo). Y presionaremos para que, entre la opción de la mentira, la injusticia, los intereses y la impunidad, o la opción de la justicia y la legalidad internacional, trabajen ustedes -con todas las herramientas que tienen a su alcance- por esta última opción.

A mí, personalmente, me produce estupor el hecho de que un simple ciudadano español (también ciudadano de la UE y del mundo) tenga que recordar estas "pequeñeces" a Sus Señorías.

Les adjunto alguna documentación sobre este asunto, así como la dirección de algunos sitios web para que ustedes mismos puedan documentarse convenientemente.

Envío copia de esta carta a Naciones Unidas y les ruego transmitan el contenido de la misma (o reenvíen este e-mail) a los/as Eurodiputados/as que figuran en listado de abajo.

Agradeciendo la atención prestada, reciban, Señoras Eurodiputadas y Señores Eurodiputados, un atento saludo.

Luís Portillo Pasqual del Riquelme

Fuente: Canarias-semanal.com

NO OLVIDES DEJAR TU FIRMA Y REENVÍALO A TUS CONTACTOS: