sábado, 16 de febrero de 2008

TESTIMONIOS SAHARAUIS. Gueibal. 'La Marcha Verde nos pilló por sorpresa. Huimos durante tres días y los marroquíes nos bombardeaban con napalm'

El Observador
12 de febrero de 2008

TESTIMONIOS SAHARAUIS. Gueibal. “La Marcha Verde nos pilló por sorpresa. Huimos durante tres días, andando de noche, refugiándonos bajo las piedras; los marroquíes nos bombardeaban con napalm”

Gueibal huyó del Sáhara con 18 años y ha pasado 33 en los campamentos de refugiados, hija de su tiempo, su vida refleja la desgracia del pueblo saharaui

12/02/08. Sociedad. Gueibal, de la asociación de mujeres Wilaya, tenía 18 años cuando se produjo la Marcha Verde y ha pasado 33 en los campamentos de refugiados de Argelia. Llora al recordar la huida del Sáhara, tres días caminando de noche, en medio de los bombardeos marroquíes con napalm sobre una población “desnuda de armas”. Recuerda a los “muchos niños” que murieron desnutridos y víctimas de enfermedades en el comienzo del exilio y reprocha al gobierno español el haber dejado abandonado al pueblo saharaui. El relato de sus vivencias a EL OBSERVADOR / http://www.revistaelobservador.com/ forma parte de una serie de testimonios de ciudadanos saharauis grabados durante el rodaje, el pasado octubre de 2007, del documental ‘Al-Yidar’ (‘El Muro’). Una cinta codirigida por Leonor Jiménez y Fernando Rivas y producida por Airon Sesenta, empresa editora de EL OBSERVADOR, que verá la luz próximamente.

La Marcha Verde

“TENÍA 18 años cuando entró la Marcha Verde. Es una historia dramática, lamentable. Franco estaba en sus últimos días. El 31 de noviembre de 1975 España abandonó el Sáhara y empezó la invasión marroquí. Casi todos los saharauis huimos para refugiarnos en Argelia. Tras el final de la colonización española, la región del Sáhara fue repartida entre Marruecos y Mauritania. La parte del sur fue dada a Mauritania con Dajla y La Agüera entre otras ciudades. La parte del norte fue abandonada a merced de Marruecos con El Aaiun y Smara”.

“LA famosa Marcha Verde era un contingente de pobres, salvajes que habían venido de todos los rincones de Marruecos para vivir en el Sáhara. La mayoría de la población saharaui era nómada, desnuda de armas, una población dispersa e ignorante de lo que iba a ocurrir. La invasión nos sorprendió a todos, prueba de ello es que miembros de una familia se quedaron viviendo bajo la ocupación mientras que otros se fueron”.

La Huida

“NO puedo hacer un resumen de todo lo que he vivido, soy una persona que ha huido. Cada cual tiene su historia, yo he recorrido largas distancias andando. Nos refugiábamos bajo los árboles y las piedras, tres días andando, la mayor parte de noche para evitar los bombardeos. Los pocos militares saharauis que había ayudaban a la población a huir. Los marroquíes nos siguieron y nos bombardearon. Después empezamos a ver coches. No llevábamos nada, sólo nuestra ropa, ni muebles, ni comida, sólo nuestra ropa puesta. Un coche llegaba a llevar 30 personas, una encima de las otras, como las sardinas”.

“MAURITANIA fue apoyada por Francia para atacar con aviones, para bombardear los territorios saharauis. Fuimos invadidos por un ejército clásico, fuerte. El objetivo era acabar con el pueblo saharaui. Los marroquíes nos han bombardeado con napalm y minas de fósforo. Estas minas están prohibidas internacionalmente”.

Los campamentos de refugiados

“EN 1975 y 1976 la mayoría de los niños saharauis que llegaron a Argelia murieron por desnutrición y otras enfermedades. Puedo contar muchos casos de mujeres que vieron morir a sus hijos. La llegada de la población a la zona de refugio era de verdad dramática, era algo lamentable, nadie lo puede expresar. La única cosa que nos ayudó fue la voluntad, el coraje y la fe de los combatientes saharauis para defender nuestro país”.

“DESPUÉS de años de sufrimiento, de gente que se muere diariamente, adultos, niños... conseguimos organizarnos un poco. Nunca pensábamos que íbamos a estar tanto tiempo aquí, en los campamentos de refugiados, ya van 33 años. Y podemos pasar toda nuestra vida mientras esperamos el retorno a nuestro país. Preferimos estar en este cementerio, aquí en el refugio para morir que entregarnos a Marruecos”.

“HEMOS logrado unos objetivos importantísimos en organización, educación e higiene. Ha mejorado la alimentación y la nutrición de una forma aceptable. Hemos intentado enviar a los niños que sobrevivieron a estudiar fuera a Argelia y Libia para que puedan formarse. La buena organización se ha apoyado en gran parte en las mujeres, que han participado en la organización social en los campamentos, en las escuelas, los dispensarios: en todo. Hemos conseguido mejorar nuestra situación. Hemos creado medios informativos para publicar nuestra causa al resto del mundo y llamar la atención de que estamos en guerra y vivimos bajo la opresión y la ocupación. Hemos organizado nuestro ejército. Tengo en la zona ocupada a mi prima, a mi tío, también está la familia de mis hijos”.

“EN el tiempo que vivimos aquí estamos más fuertes. Hemos llegado a imponer nuestra causa y hay muchos países que reconocen el derecho saharaui y ninguno hay que reconozca el derecho marroquí sobre el Sáhara”.

Los territorios ocupados

“EL resto de los saharauis que se quedaron en la zona ocupada viven bajo una opresión total por los marroquíes. Mujeres, niños y viejos han pasado por la cárcel. Si un miembro de una familia de la zona ocupada huye, los invasores marroquíes cogen a esta familia y los meten en la cárcel. Ellos tienen que sufrir el hecho de que estas personas están huidas. A pesar de todas estas condiciones, no hay ONG ni periodistas que hablen de esta vergüenza”.

Paz y autodeterminación

“EL plan de paz fue aceptado por las dos partes en los acuerdos de Houston, pero cuando ha llegado el periodo de las identificaciones, Marruecos ha visto que esto no va a su favor y ha empezado a poner obstáculos al plan de paz”.

“LA propaganda de Marruecos dice que estamos en los campamentos como en la cárcel. Ahora está el llamado “cambio de confianza” que consiste en el intercambio de visitas entre las familias que están en las zonas ocupadas y en los campamentos de refugiados. ¿Por qué la gente que se va a ver a sus familiares a la zona ocupada no se queda? ¿Por qué vuelven? Vuelven porque están convencidos que no pueden vivir bajo la represión marroquí y prefieren estar en los campamentos que volver a sus casas”.

“¿POR QUÉ no dan una solución? Hemos aceptado las negociaciones y el voto y la campaña electoral. ¿Por qué Marruecos no acepta estás soluciones? Si Marruecos dice que estamos en la cárcel y que estamos albergados por la política argelina, ¿por qué no nos dan la oportunidad de expresarnos y decir nuestra palabra libremente?”

España, responsable

“ESPAÑA abandonó a la población saharaui, ignorante y desorganizada, a merced de dos países vecinos querían matarnos y borrarnos del mapa del mundo. Este mensaje está dirigido especialmente al gobierno español, porque somos una colonización española y España debe asumir su responsabilidad. Os encargo que este mensaje lo llevéis al gobierno español como primer responsable de lo que ocurrió en la región del Sáhara Occidental e intentéis, en lo posible, empujar este conflicto hacia una solución justa en la que el pueblo saharaui pueda expresarse libremente y autodeterminarse a través de un referéndum justo, transparente, donde todos los saharauis puedan decir lo que quieran”.

“MIS reproches no son contra la población española que tiene una buena actitud. De hecho, los niños saharauis se van a España en las vacaciones de verano con las familias, como embajadores para publicar la causa saharaui. Esto es un gran favor y no puedo olvidarlo”.

El ansiado regreso

“NUESTRA primera ambición es volver a nuestro país. Los niños salen fuera a ver la playa, para cambiar la vida y nosotros tenemos todo esto en nuestro país, el mar, riqueza, casas, podemos tener una buena vida en nuestro país. Nuestra ambición es clarísima: volver a nuestro país. Vivimos en pequeñas casas y cuando hay inundaciones todo esto se cae. Mi sueño es que los niños tengan la oportunidad de vivir en nuestro país. No es un sueño, es una ambición”.

LEA aquí otros TESTIMONIOS SAHARAUIS: 06/02/08 TESTIMONIOS SAHARAUIS. Mohamed Hacenna Yeholih. “Nos vendaron los ojos para que no les reconociéramos. Nos colgaron con la cabeza abajo. Nos pegaron. Amenazaron a nuestras familias”

Fuentes:
*POEMARIO POR UN SAHARA LIBRE
*El Observador