jueves, 10 de diciembre de 2009

Obama envía dos emisarios al Sahara, dónde Zapatero no manda a nadie. Rosa Díez no firmará la proposición de Moratinos. Apoyo del Parlamento catalán


Ver también:

EL PAÍS

Marruecos utiliza a los musulmanes de España para atacar a la activista y a Argelia
IGNACIO CEMBRERO - Madrid - 10/12/2009

IU dice que el Rey está dispuesto a mediar en el 'caso Haidar' pero el Gobierno no lo cree oportuno
V.G.C. / M.G. - Madrid - 10/12/2009
(...)
Actos de apoyo a Haidar
Los grupos de apoyo y solidaridad con Aminatu Haidar leerán esta tarde una carta dirigida al Rey en la que le solicitan que intervenga ante Mohamed VI para preservar la vida de la activista saharaui. La carta está suscrita, entre otros, por los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, CCOO, Ignacio Fernández Toxo, los cineastas Pedro Almodóvar, Julio Medem y Fernando Colomo, el rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa, el matemático Carlo Frabetti, la actriz Aitana Sánchez Gijón, la escritora Fanny Rubio y el actor Juan Diego Botto.

El acto tendrá lugar esta tarde en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, donde se dará lectura a la carta dirigida al Rey y se detallarán sus firmantes, entre los que hay distintas personalidades españolas e internacionales del mundo del cine, la literatura, el teatro, el arte, la ciencia o el periodismo, según los convocantes.

Además, la Plataforma de Apoyo a Aminatu Haidar ha convocado a los estudiantes universitarios de toda España a sumarse a la demanda de devolver a su casa a la activista saharaui con concentraciones que se han desarrollado a mediodía en las facultades de toda España. La convocatoria se hace en coincidencia con el Día Internacional de los Derechos Humanos, que se celebra hoy.

Poemario por un Sahara Libre
10 de diciembre de 2009

Obama envía a dos emisarios al Sahara, adonde Zapatero no manda a nadie

Los diplomáticos, llegados desde Rabat, se han reunido con compañeros de Aminatu Haidar

ABC / LUIS DE VEGA EL AAIÚN

El Aaiún permanece huérfano de diplomáticos españoles. Ni están, ni han venido, ni se les espera. La Embajada en Rabat no ha enviado, al menos en más de una década, ninguna misión de tipo político a la ex colonia. El único representante, sin perfil político, es un depositario de los bienes que guarda España en la ex colonia.

Nadie de la Embajada en el reino alauí tenía previsto viajar hasta El Aaiún cuando el viernes pasado España organizó el regreso, después abortado, de Aminatu Haidar en un avión medicalizado a la capital del territorio en disputa. Así lo reconocieron fuentes de esa representación diplomática.

«El Gobierno español aquí no viene. Es demasiado débil», explica con cierta indignación un activista acostumbrado a reunirse con delegaciones de otras embajadas como Holanda, Bélgica o Suecia.Pero en plena tormenta por el caso de la activista saharaui en huelga de hambre en Lanzarote, una misión estadounidense, integrada por el consejero de asuntos políticos y una asistente de esa misma sección, se encuentra en la ex colonia. Han llegado desde su Embajada en Rabat.

En su agenda, reuniones con el gobernador, con miembros del Consejo Real Consultivo para Asuntos Saharauis (Corcas) creado por Mohamed VI, con la misión de la ONU (Minurso) y con actores locales de la sociedad civil.

Palabrería

Washington organiza este tipo de visitas con relativa frecuencia. «Ellos son los que más vienen. Unas dos o tres veces al año», explica uno de sus interlocutores, aunque se muestra algo pesimista con los resultados. «Mucho bla-bla», dice. «Visita rutinaria», la califican en la Minurso.

Los dos estadounidenses se han encontrado ya con compañeros de Aminatu Haidar, a los que han hecho saber su «preocupación». La Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones Cometidas por el Estado Marroquí (ASVDH) les transmitió un «llamamiento para que ayuden a que Aminatu regrese».

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se vanagloria de manera insistente de las buenas relaciones bilaterales con Marruecos, pero no se refleja en visitas a las ciudades saharauis. «La situación es compartida por la mayoría de países de la UE», justifican desde la sede diplomática en el Reino alauí. Con el Ejecutivo del PP, que las relaciones vivieron años convulsos, tampoco se efectuaban.

«En mis tiempos tampoco se bajaba», explica un diplomático que ocupó puesto en Rabat en tiempos de José María Aznar. «Había una actitud preventiva», reconoce. Recuerda un viaje del consejero de Educación, pues España mantiene abierto todavía en El Aaiún el Colegio de la Paz.

Durante la denominada Intifada Saharaui, en 2005, se encontraba en esa ciudad como depositaria de los bienes españoles Amparo Lastagaray. La Policía marroquí la ninguneó y hasta se rió de ella. El activista saharaui Hmad Hammad se había encerrado para protestar en la Casa de España y, en plenas negociaciones bilaterales, los agentes entraron para detenerle ignorando los gritos de Lastagaray. «¡Me habéis engañado!». «¡Estáis entrando en el edificio de un país amigo!». Este corresponsal fue testigo de la escena.

Rabat no puede prohibir a los diplomáticos desplazarse al Sahara Occidental porque, por mucho que ellos lo reclamen y lo tengan bajo su control, sigue siendo un territorio no autónomo.

La fórmula generalmente aceptada por los diplomáticos es que, por «medidas de seguridad», se avisa a las autoridades marroquíes de que se va a viajar. Pero todos saben en realidad que esas «medidas de seguridad» son una tapadera porque que ir al El Aaiún encierra los mismos peligros que ir a Marraquech o a Uxda. Un embajador británico tuvo un rifirrafe con Exteriores por no avisar, pero fue un caso excepcional.

Eurodiputados de PP y PSOE

El pasado enero los eurodiputados Carlos Iturgáiz, del PP, y Carlos Carnero, del PSOE, integraron una misión europea aunque ni uno ni otro entraron en El Aaiún como españoles. Algunas autoridades canarias también lo han hecho, pero invitadas por Marruecos, que, además, deja entrar a abogados españoles como testigos en juicios.

Las que no pudieron entrar fueron las más de doce delegaciones de comunidades autónomas españolas entre 2005 y 2006, durante la denominada «Intifada Saharaui». Rabat les impidió la entrada y Madrid no emitió ningún tipo de protesta oficial.

En los últimos meses han logrado superar el cerco media docena de pequeñas misiones, casi clandestinas, llegadas desde Canarias y la Península con políticos y activistas por la independencia. Suelen hacerse pasar por turistas y no llegan por avión. Consideran que es la única manera de comprobar cómo se vive en el Sahara ocupado por Marruecos.

Rosa Díez no firmará la Proposición No de Ley planteada por Moratinos y PSOE

La única manera de ganar la batalla, afirmó Rosa Díez, es ejerciendo presión nacional e internacional para que Marruecos ceda y permita que Aminetu Haidar vuelva a su casa. El gobierno debe asumir su total responsabilidad en este caso y presionar a Marruecos, en vez de a Haidar.

Rosa Díez, líder del Partido Unión, Progreso y Democracia (UPyD) visitó esta tarde a Aminetu Haidar. Díez se refirió a los saharauis como compatriotas y señaló sentir como propia la situación que están viviendo desde hace más de 30 años. Dijo también identificarse con la acción de Aminetu Haidar que lleva, al día de hoy, 22 días en huelga de hambre pidiendo que se respete su derecho de volver a su tierra con su familia.

“Aminetu Haidar ha tenido la capacidad de ponerle voz a una flagrante vulneración de sus derechos humanos” afirmó. “Lo que denuncia Haidar es lo que viene pasando desde hace mucho tiempo”. Dijo que su presencia en Lanzarote sirve para dar voz a todas las personas que quisieran estar con Aminetu, pero que no pueden estar allí.

Lo mismo debe hacer el Parlamento español, en vez de ejercer presión sobre Aminetu con la proposición no de ley, promovida por Miguel Ángel Moratinos, a través del partido del gobierno, en la que se pide a la activista saharaui que deje la huelga de hambre. Díez afirmó contundentemente que su partido no va a aprobar esta proposición y, como contrapropuesta, mencionó la actuación del Parlamento Portugués que ha votado una resolución de apoyo a favor de Aminetu Haidar y el respeto de sus derechos humanos.

“Defendiendo la dignidad de los saharauis, estamos también defendiendo la dignidad de todos nosotros” indicó Díez.

Plataforma de Apoyo a Aminetu Haidar
Lanzarote, 9 de diciembre 2009

Público
10 de diciembre de 2009

El valor de la dignidad

RAMÓN COTARELO

La penosa situación en que se encuentra España en el caso de la refugiada de hecho Aminatou Haidar, en huelga de hambre desde el pasado 16 de noviembre en el aeropuerto de Lanzarote, tiene causas mediatas e inmediatas. Las mediatas proceden del vergonzoso abandono del Sáhara en 1975 y los más de 35 años posteriores en que España ha seguido haciendo dejación de sus deberes morales frente a la población saharaui, reconociéndole de boquilla un derecho de autodeterminación que niega de forma activa en la práctica y sacrificándola a una razón de Estado de entendimiento con Marruecos que jamás ha sido tan sinrazón como está siéndolo ahora.

Las causas inmediatas proceden de la cadena de disparates administrativos y legales que han llevado a España a admitir en su suelo a una persona prácticamente secuestrada por las autoridades de su país sin que nadie se explique cómo haya podido suceder tal cosa. Esta situación convierte de hecho a nuestro país en cómplice de la ilegalidad y el atropello de los derechos humanos más elementales perpetrados por el Reino de Marruecos en la persona de esta mujer que, con su entereza moral, simboliza hoy a los ojos del mundo el derecho de autodeterminación de su pueblo.

Frente al ejemplo de la dignidad de esta activista saharahui –que recuerda la grandeza espiritual de un Gandhi en una situación similar y salvando las distancias–, el comportamiento de España hasta la fecha –recurriendo a engañifas y tratando de encontrar ambiguas soluciones diplomáticas de dudoso valor moral– puede acabar convirtiendo a nuestro país no sólo en cómplice del atropello, que ya lo es, sino en ejecutor último del criminal designio marroquí si, llevando su claudicación al límite, decide alimentar por la fuerza a la pacifista en abuso de poder y violación de su clara y expresa voluntad en sentido contrario.

La actitud de Aminatou Haidar cuenta hoy sin duda con la simpatía y el apoyo de la opinión pública española y mundial porque siempre el valor moral y la dignidad de las personas, sobre todo cuando encarnan la causa de sus pueblos, frente a la brutal sinrazón de los Estados y sus aparatos represivos ocupan un alto lugar en el corazón de los seres humanos.

España tiene, pues, una ocasión de oro de enmendar sus yerros, los pasados y los presentes, si abandona su lamentable afán de congraciarse con la tiranía marroquí (que, en el colmo de la desfachatez, despoja arbitrariamente a una persona de la ciudadanía que, sin embargo, le forzó a aceptar en contra de su voluntad). El Ejecutivo debe erigirse en valedor de los derechos de la activista saharaui sin imponerle ninguna decisión que ella no quiera libremente aceptar; debe reconocer el derecho de asilo de Haidar como perseguida que es en su propio país ocupado ilegalmente por otro; y debe defender su causa frente a Marruecos en todos los foros internacionales y, junto a ella, la del derecho de autodeterminación del pueblo saharahui, al que un día hace más de 30 años abandonó vergonzosamente.

Si eso no se hace así, el país entero sabrá que en esto, al menos, el presidente del Gobierno le ha fallado.

Ramón Cotarelo es catedrático de Ciencias Políticas

sahandreu
9 de desembre de 2009


COMUNICAT DELS GRUPS PARLAMENTARIS EN RELACIÓ AMB LA SITUACIÓ DE LA SENYORA AMINETU HAIDAR

El Parlament de Catalunya, ferm defensor dels drets humans, davant les condicions en les que es troba la senyora Aminetu Haidar, activista sahrauí en vaga de fam des del 15 de novembre, i amb la voluntat de contribuir a resoldre la situació d’acord amb el dret humanitari,

MANIFESTA

El Parlament de Catalunya demana el respecte als Drets Humans del poble sahrauí en compliment de la legislació internacional i la restitució dels drets fonamentals de la senyora Haidar.

Per aquesta raó demana que es realitzin les gestions oportunes per tal que el Govern del regne del Marroc admeti en el territori sahrauí a la senyora Aminetu Haidar sense condicions i d’acord amb la documentació que n’és titular i a la que té dret, respectant els acords dels Pactes Internacionals de Drets Civils i Polítics.

El Parlament de Catalunya demana que mentre Aminetu Haidar estigui en territori de l’Estat Espanyol, el Govern prengui les mesures adients per dispensar un tracte d’absolut respecte a la dignitat i la seguretat de l’activista sahrauí.

Per tot això, el Parlament de Catalunya se suma a les crides que ha fet la comunitat internacional en favor d’una resolució conforme amb els drets humans i dret humanitari de la situació de la senyora Aminetu Haidar.

Palau del Parlament, 9 de desembre de 2009

Oriol Pujol i Ferrusola
Portaveu GP CiU

Miquel Iceta i Llorens
Portaveu GP SOC – CpC

Anna Simó i Castelló
Portaveu GP ERC

M.Dolors Montserrat i Culleré
Portaveu GP PPC

Dolors Camats i Luis
Portaveu GP ICV – EUiA

José Domingo Domingo
Portaveu adjunt GP Mixt

Ver toda la información publicada en SAHARA RESISTE

Fuentes:
*POEMARIO POR UN SAHARA LIBRE
*ABC
*sahandreu
*EL PAÍS
*Público