viernes, 6 de febrero de 2009

LA ONU Y EL SÁHARA OCCIDENTAL. Por Frank Ruddy


Traducción al castellano de la conferencia de Frank RUDDY: "La ONU y el Sáhara Occidental". Dicha conferencia fue pronunciada por su autor en el marco de la Conferencia Internacional celebrada en Pretoria (Sudáfrica) los días 4 y 5 de diciembre de 2008:
International conference on multilateralism and international law, with Western Sahara as a case study. Hosted by the South African Department of Foreign Affairs and the University of Pretoria, 4 and 5 December 2008. Pretoria, South Africa

Frank Ruddy
Embajador de Estados Unidos (ret.)


LA ONU Y EL SÁHARA OCCIDENTAL

[Original:“
THE UNITED NATIONS AND WESTERN SAHARA”
Traducción: CEIM-UCM
Revisión: Luis Portillo ]

Distinguidos miembros del Gobierno y del Cuerpo Diplomático, distinguidos miembros de la Universidad, amigos del Sáhara Occidental,

Estoy en deuda con nuestros anfitriones de hoy por patrocinar esta Conferencia sobre Derecho Internacional y el Sáhara Occidental, y aplaudo a la República de Sudáfrica por su continuado apoyo al pueblo saharaui. Doy las gracias, en particular, al Departamento de Asuntos Exteriores y al embajador Van Tonder, Director de África del Norte, así como a la Universidad de Pretoria y a la profesora Michelle Olivier, de la Facultad de Derecho, por proporcionarnos a nosotros y a todos aquellos interesados en el Derecho Internacional este extraordinario foro de intercambio de ideas. Quiero indicar a la profesora Olivier que ya pronuncié una conferencia aquí mismo, en la Facultad de Derecho, hacia el año 1971, sobre el caso de Angela Davis, una causa muy célebre en aquella época. Agradezco también su asistencia a todos nuestros distinguidos colegas venidos aquí desde distintas partes del mundo para añadir brillantez a este programa. Admiro al profesor El Ouali, que ha venido desde Marruecos para defender lo indefendible. No estoy de acuerdo con su postura, pero he de reconocer que tiene agallas. Como dicen los abogados en mi país, cuando no tengas el Derecho de tu parte, argumenta los hechos; cuando no tengas los hechos de tu parte, argumenta el Derecho; y cuando no tengas ninguna de las dos cosas, probablemente no sea mala idea irse con cajas destempladas, que es lo que ha optado por hacer hoy el profesor El Ouali.

Ahora que estoy en el capítulo de agradecimientos, déjenme añadir que, a lo largo de mi carrera como funcionario, he tenido el honor de trabajar con dos autoridades destacadas en las Naciones Unidas: la embajadora ya fallecida Jeane Kirkpatrick, que conocí cuando trabajaba en el Departamento de África subsahariana de USAID, y el embajador John Bolton, con el cual trabajé en USAID cuando era un simple abogado. Estoy en deuda con ambos por sus numerosas ideas, que se reflejan en mis reflexiones de hoy.

Hace once años compartí una tienda de campaña en Tinduf con José Ramos Horta, que acababa de ganar el premio Nobel por su valor en la lucha por la independencia de su pueblo de Timor Oriental. Antes de conocerle, creía que los héroes eran personajes de novela. Cuando conocí a Ramos Horta, tuve el placer de encontrarme con uno de carne y hueso.

Hoy estamos viviendo de nuevo algo déjà vu. Es un honor para mí estar en el mismo programa que Aminatu Haidar, una heroína saharaui que acaba de ganar el Premio Robert F. Kennedy de los Derechos Humanos en Washington, D.C. Fue un honor ser uno de los que la avalaron para ese Premio.

La señora Haidar es una persona que se manifiesta de forma pacífica, no violenta, en su hogar, el Sáhara Occidental, por la autodeterminación de su pueblo y por la liberación de los prisioneros políticos saharauis de las cárceles marroquíes. Debido a sus protestas, los invasores marroquíes de su país la han pegado, encarcelado y mantenido incomunicada durante meses a lo largo de los últimos 20 años. Todo esto ha conseguido minar gravemente su salud. Así que la próxima vez que oigan a los marroquíes hablar del bien que van a hacer por el pueblo saharaui, recuerden lo que le hicieron y aún le siguen haciendo al pueblo saharaui. Recuerden a esta mujer frágil y valiente que ven hoy aquí con sus propios ojos, y lo que los marroquíes le han hecho.

Los marroquíes le han prometido a Aminatu más de lo mismo si no renuncia a sus protestas. Si han visto ustedes una copia pirata del informe del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de 2006 sobre el Sáhara Occidental -y digo copia pirata porque la ONU no está dispuesta a publicarlo oficialmente (al parecer, no es para consumo público)- sabrán que los marroquíes hablan en serio. Freedom House y otras organizaciones similares de defensa de los derechos humanos otorgan a Zimbaue y al Sáhara Occidental ocupado por Marruecos la misma bajísima puntuación, apenas por delante del Tibet, Cuba y Corea del Norte. ¿Renunciará Aminatu a sus protestas? ¿O continuará con ellas, siguiendo las enseñanzas de Elie Wiesel? : “Habrá veces en que no podamos impedir que se cometa una injusticia, pero nunca tenemos que dejar de protestar por ella”. Yo conozco la respuesta. Ustedes también. Parafraseando al poeta irlandés William Butler Yeats: todos los que estamos hoy aquí nos honramos de tener una amiga como tú, Aminatu...

Seguir leyendo

Fuentes:
*Luis Portilo
*ARSO - Association de soutien à un référendum libre et régulier au Sahara Occidental
*ACAPS Wilaya Alt Penedès

NO OLVIDES DEJAR TU FIRMA Y REENVÍALO A TUS CONTACTOS: