martes, 4 de noviembre de 2008

Respuesta de Lehbib Breica a las declaraciones del Ministro marroquí de Asuntos Exteriores

Poemario por un Sahara Libre

Traducción de la respuesta de Lehbib Breica a las declaraciones del Ministro marroquí de Asuntos Exteriores Tayeb Farsi Fihri, publicada el 30 de Octubre en el periódico árabe “Alquds Alarabi” que se edita en Londres

02/11/2008

El Ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Tayeb Fassi Fihri afirmó ante la Cámara de los Consejeros (senado) marroquí el 28 de Octubre que “ningún arreglo de la cuestión del Sahara es posible fuera de una solución regional consensual y política, en el estricto respeto de la integridad territorial y la soberanía nacional del Reino” y que su país “seguirá enfrentando las medias medidas y las tentativas de fraccionamiento que amenazan el conjunto de los países de la Unión del Magreb Árabe (UMA)”, sin embargo las Naciones Unidas no consideran la cuestión del Sahara como un problema regional, ni reconocen a Marruecos ninguna soberanía sobre él. Para la Organización Internacional la cuestión del Sahara Occidental “es una “una cuestión de descolonización cuya solución reside en el ejercicio por el pueblo saharaui de su derecho inalienable a la autodeterminación y la independencia”. El mismo Marruecos reconoce, sin darse cuenta al parecer, que no detenta la soberanía sobre el Sahara Occidental puesto que al tiempo que alega que ese territorio es parte indivisible del reino y que no es objeto de ninguna negociación, afirma estar buscando una solución “consensual y política” a la cuestión bajo los auspicios de las Naciones Unidas.

El Ministro Fihri alega que “el Consejo de Seguridad a través de las resoluciones 1754, 1783 y 1813, que han devenido más directivas en sus referenciales, más claras en su contenido y más pertinentes en sus disposiciones, a favor de la iniciativa marroquí”, la cual “ha obtenido un amplio apoyo a nivel internacional” y “beneficiado del mismo impulso de apoyo por parte de varias potencias y instancias regionales e internacionales como el Movimiento de No Alineados, la Unión Europea y los Estados Unidos” y “del apoyo firme de varios Estados amigos y hermanos que vieron en la iniciativa audaz un marco idóneo para un arreglo político y definitivo de este diferendo regional”, sin embargo la dimensión y envergadura del apoyo del que habla el Ministro está en entredicho al rechazar Marruecos el nombramiento del americano Christopher Ross como enviado personal del Secretario General de las Naciones Unidas, que dado el “fuerte respaldo” con el que dice el Ministro marroquí cuenta la “iniciativa” de su país el Sr. Ross estaría obligado a aplicarla, lo que favorece a Rabat puesto que pondrá término de una vez para siempre a “las medias medidas” a las que ha Marruecos “ha hecho siempre frente ”.

Fassi Fihri pretende “que las conclusiones del enviado personal del Secretario General de las Naciones Unidas, Peter Van Walsum, según las cuales la independencia del Sahara es una opción irrealista e irrealizable, constituyen "un giro principal” para la “justa causa nacional” de Marruecos “en las Naciones Unidas, gracias a la dinámica creada por la iniciativa marroquí", sin embargo el Ministro olvida o quiere olvidar que esas mismas “conclusiones” por su poca objetividad han sido la causa de que el Sr. Walsum fuera destituido de su cargo por la máxima autoridad de las Naciones Unidas, a saber, su Secretario General Ban Ki Moon.

Lo cierto es que la pretendida iniciativa marroquí ha fracasado y las aserciones del Ministro de Asuntos Exteriores marroquí de que “ Marruecos ha emprendido un diálogo global con las Naciones Unidas que concierne los diferentes aspectos de este dossier, particularmente, el nombramiento de un nuevo enviado personal del Secretario general de la ONU, la instauración de las condiciones adecuadas para llevar a acabo su misión, los medios de superar los obstáculos encontrados en las cuatro anteriores rondas de negociaciones y la aplicación de las resoluciones del Consejo de Seguridad que apoyan la iniciativa marroquí de autonomía”, no son más que mero chantaje que pretende ejercer Maruecos sobre las Naciones Unidas para que acepten su “iniciativa”, prueba de ello como hemos señalado es la maniobra dilatoria que emprende Rabat retrasando la aceptación de del nuevo enviado personal del SG de las Naciones Unidas para el Sahara Occidental anteponiendo como condición recibir garantías de las Naciones Unidas de que apoyan su “iniciativa” y de que ésta se convierta en la base de la solución del conflicto del Sahara Occidental.

El tipo de maniobras que ejerce Marruecos sobre las Naciones Unidas no surtirá ningún efecto, ni dará el Sahara Occidental a Marruecos.

Lehbib Breica, Embajador del Sáhara Occidental ante la Unión Africana

Fuente: POEMARIO POR UN SAHARA LIBRE

NO OLVIDES DEJAR TU FIRMA Y REENVÍALO A TUS CONTACTOS:
PARTICIPA: