jueves, 10 de abril de 2008

La ONU critica a Marruecos sobre las violaciones de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental

Ginebra, 09/04/2008 (SPS) El Consejo de los Derechos Humanos de la ONU ha pinchado a Marruecos sobre las prácticas represivas en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, señalando casos de "desapariciones forzosas" y de "encarcelamientos secretos".

El caso de Marruecos fue examinado el martes en Ginebra por el Consejo, como parte de su nuevo procedimiento conocido por el nombre de "Examen Periódico Universal".

Un "grupo de trabajo" del Consejo de los Derechos Humanos de la ONU sobre las desapariciones forzosas o involuntarias anotó en un informe que "la mayoria de los casos traidos a la atención del Gobierno marroquí se referían a personas que habrían desaparecido porque ellas mismas o sus próximos eran conocidas como partidarios del Frente Polisario".

"Estas personas desaparecidas habrían sido internadas en centros secretos. Celdas de despojos de algunas comisarías de policía, cuarteles militares y chalets secretos de las barriadas de Rabat habrían sido utilizadas para disimular a estas personas", añade el documento.

El grupo de trabajo de la ONU ha señalado, por otra parte, que el asunto del Sáhara Occidental "es objeto regularmente de examen por la Asamblea General y por el Consejo de seguridad (de la ONU) y que el Comité de los Derechos Humanos sigue preocupado por la ausencia de progreso en el asunto de la aplicación del derecho a la autodeterminación" del pueblo del Sáhara Occidental.

El documento señala además "la vulnerabilidad de los defensores saharauis de los Derechos Humanos, expuestos a una represión, a detenciones y a encarcelamientos generalizados".

"En la mayor parte de los casos, las personas encarceladas habrían sido detenidas por las fuerzas de seguridad y ha sucedido que las autoridades judiciales se nieguen a autorizar que estos defensores sean examinados por un médico cuando dicen haber sufrido torturas o malos tratos durante los interrogatorios", se lamenta el texto.

El grupo de trabajo ha expresado igualmente su "viva inquietud" respecto a las restricciones de la libertad de reunión y de asociación a las que son sometidos los saharauis que defienden los Derechos Humanos.

Recuerda la confiscación por el Gobierno marroquí de los pasaportes de 14 militantes saharauis a los que se impidió dirigirse a Ginebra para asistir a conferencias internacionales.

Por otra parte, el informe evoca, la "inquietud" del informador especial sobre los derechos de los emigrantes, quien declaró estar "vivamente preocupado por las informaciones que señalaron la muerte de emigrantes de origen subsahariano en la frontera entre los enclaves españoles de Ceuta y Melilla con Marruecos, de los que serían responsables las fuerzas de seguridad que patrullaban a lo largo de la frontera".

Menciona los casos de "numerosos emigrantes de origen subsahariano que habían intentado atravesar la frontera con España en Ceuta y Melilla y que fueron expulsados y dejados en la frontera meridional, en pleno desierto sin agua ni comida".

El Alto Comisariado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACDH) envió en 2006 una misión al Sáhara Occidental, al término de la cual fue elaborado un informe aplastante para las autoridades marroquíes.

Este informe, mantenido como confidencial pero que fue objeto de filtraciones a la prensa, afirma que la autodeterminación es un "derecho fundamental" del pueblo saharaui, que debe disfrutar de él "sin más retraso".

La delegación del Alto Comisariado para los Derechos Humanos que se dirigió a los territorios ocupados del Sáhara Occidental y a los campamentos de refugiados cerca de Tinduf concluyó que "casi todas las violaciones de los Derechos Humanos del pueblo del Sáhara Occidental (...) se derivan de la no aplicación de este Derecho Humano fundamental". (SPS)

Fuente: SPS- SAHARA PRESS SERVICE