viernes, 12 de noviembre de 2010

Matanza en el Sáhara: más de 4.500 heridos, 2.000 detenidos y decenas de muertos. La policía marroquí persigue a activistas españoles en El Aaiún


Público.es

RAÚL TORRES RABAT 12/11/2010 01:00

La policía marroquí persigue a activistas españoles en El Aaiún

Las ONG denuncian que los agentes rastrean las casas "de forma violenta" buscando a miembros de sus organizaciones

La primera víctima española fue atropellada por un furgón de policía

Tropas procedentes de otras partes del país refuerzan el despliegue

Los activistas españoles están en el punto de mira de las autoridades marroquíes que siguen realizando rastreos en El Aaiún en busca de implicados en la organización del campamento de protesta saharaui que fue violentamente desmantelado por los agentes el lunes pasado. Policías y militares ataviados con metralletas registraron ayer la casa de la defensora de derechos humanos Enghalia Djimi buscando a miembros de ONG españoles, según confirmó a este periódico un activista saharaui en El Aaiún que prefiere hacerse llamar Hmetou.

La organización no gubernamental española Thawra, por su parte, denunció ayer que los agentes marroquíes están buscando "de forma violenta y tenaz" a los dos activistas españoles, Javier Sopeña y Silvia García. Los dos estaban presentes en el campamento desmantelado desde donde informaban a la prensa sobre los acontecimientos. Después del asalto al campamento huyeron a El Aaiún y están actualmente escondidos, según afirma Thawra.

Mientras, ayer se conoció que hay un ciudadano español entre las víctimas mortales del conflicto. Baby Hamadi Buyema (foto) Baby Mahmud Gargai, según las autoridades marroquíes fue atropellado por un furgón de policía el lunes. La Coordinadora de Amistad con el Pueblo Saharaui de la provincia de Alicante confirmó ayer que la víctima nació en el Sáhara Occidental cuando aún pertenecía a España y que, por tanto, tenía nacionalidad española. El hermano de este saharaui de nacionalidad española tiene previsto dar hoy una rueda de prensa en Alicante para explicar las circunstancia de su muerte.

Otro saharaui con pasaporte español, Mohamad Gachbar, denunció la desaparición de su hermano Brahim después de que los policías entraran en el domicilio familiar en la capital del Sáhara. "Golpearon a mi hermano Brahim Gachbar hasta romperle los dientes y no sabemos a dónde se lo llevaron", escribió.

Además de los activistas españoles, las autoridades marroquíes persiguen a la prensa española. Un equipo de la Cadena Ser que ayer logró entrar en El Aaiún fue llevado a comisaría y expulsado por Marruecos, según afirmó la cadena.

Desde hace días el Gobierno marroquí arremete contra la prensa española. Ayer la agencia estatal Maghreb Arabe Presse aseguró que hay una tendencia en los medios de comunicación españoles a "falsificar los hechos, burlando, de esa manera, las reglas elementales de la ética periodística, esencialmente los principios de neutralidad, honestidad y objetividad" en relación con el conflicto del Sáhara.

El Aaiún continuaba tomada por las fuerzas de seguridad del régimen marroquí que controlaron todos los accesos y contaron con refuerzos de tropas de soldados procedentes de otras ciudades de Marruecos. El cese de las manifestaciones en las calles puede ser debido a que gran parte de los saharauis "se encuentran retenidos en sus casas, escondidos de las fuerzas de seguridad marroquíes, detenidos, heridos o desaparecidos", apuntó el grupo Resistencia Saharaui. Otro testigo desde El Aaiún compara a los colonos marroquíes con un grupo de hinchas, y asegura que "de repente desaparecieron los colonos y desaparecieron las revueltas".

El Gobierno de Rabat admitió ayer que se han practicado "decenas de detenciones" en El Aaiún con el fin de mantener "la movilización para defender la causa nacional con el objetivo de abortar todas las maniobras de los enemigos", en palabras del ministro de Comunicación, Jalid Naciri, citado por Efe.

El Frente Polisario, por su parte, cifró ayer en más de 4.500 los heridos y más de 2.000 los detenidos. Las cifras siguen siendo muy dispares y asociaciones de derechos humanos, como AMDH, se mantienen prudentes a la hora de hacer cálculos, por lo que todavía no han hecho oficial ningún comunicado.

Manifestaciones en toda España este sábado

Los secretarios generales de los sindicatos UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, encabezarán la manifestación de mañana sábado, en Madrid, a favor del pueblo saharaui y contra "la represión marroquí", convocada por la Coordinadora Estatal de Asociaciones de Amistad y Solidaridad con el Pueblo Saharaui (CEAS-Sáhara).

Dirigentes de varios partidos políticos (PSOE, PP, IU, UPyD) confirmaron su participación en la marcha, que arrancará a las 12 de la mañana en Atocha y terminará en la Puerta del Sol. Por parte del PSOE, se espera a Pedro Zerolo, secretario de Movimientos Sociales. También van personalidades de la cultura como Javier Bardem.

Con esta manifestación, la CEAS-Sáhara pretende mostrar la "repulsa por los asesinatos que se están produciendo en El Aaiún". La plataforma espera que España denuncie esos "crímenes" y que recuerde que sigue siendo "la potencia administrativa" según el derecho internacional.

Además de la manifestación en Madrid, se han programado otras en Bilbao, Sevilla, Vitoria-Gasteiz, Huelva, Barcelona, Córdoba, Málaga, Oviedo, Zaragoza, Alicante, Cuenca y otras ciudades.

EFE Madrid 12/11/2010 01:49

Marruecos expulsará a tres periodistas de la Ser

Rabat expulsará a Àngels Barceló y Nicolás Castellano y el técnico Ángel Cabrera por "atentar contra la seguridad nacional"


Marruecos expulsará a los tres periodistas de la Cadena Ser retenidos en una comisaría de El Aaiún por "atentar contra la seguridad nacional", según ha informado la emisora de radio en su página web.

Los periodistas Àngels Barceló y Nicolás Castellano y el técnico Ángel Cabrera fueron localizados en su hotel y trasladados a una comisaría en la que han permanecido más de cuatro horas sin que se les tomase declaración.

Sobre la medianoche la policía marroquí ha comunicado a los periodistas la decisión de expulsarles del país bajo la acusación de "atentar contra la seguridad nacional", una declaración que se han negado a firmar.

Trato "correcto"

Los periodistas desconocen si serán conducidos a un vuelo a Las Palmas, ya que no hay vuelos comerciales con ese destino.

Àngels Barceló ha explicado que el trato que han recibido por parte de la policía "está siendo correcto". "Simplemente nos han quitado el pasaporte, el teléfono no. Estamos retenidos", ha relatado.

Los tres periodistas entraron en El Aaiún rompiendo el bloqueo informativo impuesto por Rabat después de los disturbios ocasionados tras el desalojo de un campamento saharaui.

EFE Madrid 11/11/2010 21:26

El Polisario cifra más de 4.500 heridos y 2.000 detenidos

Según el organismo, El Aaiún mantiene el estado de sitio y la policía marroquí está "secuestrando jóvenes" y "apaleando familias enteras"

La RASD tiene constancia de más de 2.000 detenciones y torturas


La Oficina del Ministerio de Territorios Ocupados de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) cifró hoy en más de 4.500 los heridos y más de 2.000 los detenidos tras el desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik en El Aaiún, ciudad que se mantiene "en estado de sitio".

Esta Oficina precisa en un comunicado que el Ejército, las Fuerzas Auxiliares y la Policía de Marruecos continúan "atacando" las viviendas de los ciudadanos saharauis, "deteniendo" a todo el que encuentran, "apaleando" a familias enteras y "secuestrando a los jóvenes", sobre todo, en los barrios de Skeikima, Bucraa y Mattalla.

El pasado lunes, el Ejército y fuerzas policiales de Marruecos entraron por la fuerza en el campamento de Gdaim Izik, en las afueras de El Aaiún, donde desde hace casi un mes miles de saharauis defienden sus derechos socio-económicos.

En los barrios del este de la ciudad, como Raha y Duerat, en la mañana del miércoles, se producían continuos allanamientos de viviendas por parte de las fuerzas marroquíes, que obligan a los ciudadanos a gritar "Viva el Rey" y "Sahara marroquí", según la Oficina.

En la nota, explican que el Ejército roba vehículos de saharauis para quemarlos en plena calle y detiene a sus ocupantes.

La Oficina del Ministerio de Territorios Ocupados de la RASD tiene constancia de más de dos mil detenciones hasta el momento, aunque "algunos han sido liberados después de ser brutalmente torturados", dicen.

Miles de heridos

Más de 4.500 personas han resultado heridas de diversa considercación y muchas de ellas permanecen ocultas en sus viviendas, sin que se pueda conocer su evolución, detalla la Oficina.

Testigos oculares han contado decenas de muertos dispersos en los alrededores del campamento de Gdeim Izik y en la parte este de la ciudad de El Aaiún, mientras que el número de desaparecidos es "incalculable", agrega la nota.

La Oficina del Ministerio de Territorios Ocupados de la RASD reconoce la dificultad para realizar el recuento de ciudadanos saharauis en distintas circunstancias lo que atribuyen a la falta de seguridad para la población.

En la ciudad ocupada de Smara, aseguran, se decretó el estado de sitio y se suspendieron temporalmente las clases hasta el próximo día 19, después de que la policía dispersara con violencia las manifestaciones de jóvenes estudiantes de los liceos, en solidaridad con los ciudadanos saharauis de El Aaiún.

Como consecuencia de los choques entre ambas partes, Marruecos reconoce nueve víctimas mortales, ocho policías y un civil saharaui, mientras que el Frente Polisario asegura que los saharauis fallecidos son once, 723 heridos y 159 personas desaparecidas.

Poemario por un Sahara Libre

12 de noviembre de 2010

Matanza en el Sahara

MÁS DE 4500 HERIDOS, MÁS DE 2000 DETENIDOS, DECENAS DE MUERTOS


Jueves, 11 de noviembre 2010

La ciudad de El Aaiun durante estos días después del desmantelamiento criminal del Campamento de Gdeim Izik, se mantiene en estado de sitio. El ejército, las Fuerzas Auxiliares y la policía, continúan atacando las viviendas de los ciudadanos saharauis, deteniendo a todo el que encuentran, apaleando a familias enteras, secuestrando a los jóvenes, sobre todo en los barrios de Skeikima, Bucraa y Mattalla, mientras que en los barrios del este de la ciudad, como Raha, Duerat y otros, hasta ayer por la mañana se producían continuos allanamientos de viviendas por los distintos cuerpos de represión, que obligan a los ciudadanos a gritar “Viva el Rey”, “Sáhara marroquí” y frases por el estilo.

El ejército ha robado vehículos de saharauis para quemarlos en plena calle deteniendo a sus ocupantes y a decenas de jóvenes en cualquier rincón en donde sean localizados.

Estas detenciones abusivas e indiscriminadas que van seguidas de largas torturas, son ejercidas por el ejército y las Fuerzas Auxiliares, mientras que la policía maneja listas concretas de personas y viviendas diferenciando sus ataques entre jóvenes de la Intifada y defensores saharauis de DD.HH.

Los detenidos de los que se tiene constancia hasta el momento, sobrepasan los dos mil (2000), aunque algunos han sido liberados después de ser brutalmente torturados y un estado muy crítico, buscan refugio en sus casas o en otros lugares. Los centros de detención se encuentran localizados en:

Cuartel de la policía
Cuartel de las Fuerzas Auxiliares
Cárcel Negra de El Aaiun
Tres cuarteles del ejército
La escuela de secundaria Alal Ben Abdala
Dos espacios habilitados dentro del campo de Fútbol
Cuartel de la playa de El Aaiun

El número de heridos de distinta consideración, supera los cuatro mil quinientos (4500). Por el estado de sitio y terror que se vive en estos momentos en la ciudad de El Aaiun, los heridos se encuentran ocultos en sus viviendas sin que se pueda conocer, en todos los casos, la evolución de su estado.

La familia del joven Ali Salem Lanzari, que presentaba fractura de cuello, decidió arriesgarse a viajar hasta Agadir por su cuenta y a escondidas, para que su hijo fuera atendido en el hospital. Una vez allí, el joven falleció.

Esta situación se está repitiendo en muchos de los heridos graves que no pueden recibir atención hospitalaria.

Testigos oculares han contado decenas de muertos dispersos en los alrededores del campamento de Gdeim Izik y en la parte este de la ciudad de El Aaiun.

Los desaparecidos se cuentan por decenas, sin saber si están muertos, heridos, o entre los detenidos.

La dificultad para realizar el recuento es enorme, ya que existe toque de queda, se ha decretado el estado de sitio y la represión contra los ciudadanos es continua.

En la ciudad ocupada de Smara, se produjeron manifestaciones en el día de ayer, de jóvenes estudiantes de los liceos, en solidaridad con los ciudadanos saharauis de El Aaiun. La policía los dispersó con violencia y para evitar una sublevación mayor se ha decretado estado de sitio, suspendiendo temporalmente las clases hasta el próximo día 19 de noviembre.

INFORMA: OFICINA DEL MINISTERIO DE TERRITORIOS OCUPADOS DE LA RASD




Fuentes:
*Público.es
*Poemario por un Sahara Libre
*thawra