martes, 14 de octubre de 2008

Mariam Ahmadi, ministra de Educación de la RASD: 'Ha llegado la hora de que España reconozca a la República Árabe Saharaui Democrática'

Dolores Godino / laRepublica.es
6 de octubre de 2008

Entrevista a Mariam Ahmadi, ministra de Educación de la RASD, que insiste en la necesidad de apoyo político, más que humanitario

"Ha llegado la hora de que España reconozca a la República Árabe Saharaui Democrática"

¿Cuál es la situación actual del conflicto saharaui?

Hace unos años, el proceso de paz previsto en el Sáhara Occidental para la celebración de un referéndum de autodeterminación de ha paralizado. La causa principal es la falta de voluntad política del Gobierno marroquí, que no quiere dar un final al conflicto del Sáhara Occidental. En estos momentos se está llevando a cabo una serie de negociaciones para poder llegar a una solución aceptada por ambas partes, por la parte saharaui y el Reino de Marruecos. Se ha terminado ya la cuarta ronda de negociaciones sin haber llegado a ninguna solución que se pueda mencionar. Y sobre todo, la convicción a la que llegamos los saharauis es que no hay ningún indicio de que Marruecos tenga esta voluntad de seguir hacia delante en busca de la solución negociada al conflicto.

Las causas de esta falta de voluntad por parte del Gobierno marroquí están claras, porque es bien sabido que la organización de un referéndum tendría como resultado automático la independencia del pueblo saharaui.

Además, la consecuencia de la independencia del Estado saharahui sería la vuelta del ejército marroquí que está operando en el Sáhara al territorio marroquí. Y esto sería un peligro para el trono. Porque todo el mundo sabe que el ejército marroquí siempre ha representado una amenaza para los intereses del trono del sistema político marroquí. Antes de la guerra del Sáhara hubo dos intentos fallidos de golpe de estado militares. El último fue en el 72.

Entonces, ¿Marruecos necesita también el conflicto del Sáhara?

Claro. Marruecos necesita la continuidad de este conflicto para desorientar la atención de la opinión pública marroquí, la relacionada sobre todo con problemas como la pobreza, el desempleo, el analfabetismo, problemas sociales como el tráfico de drogas, el flujo de la inmigración ilegal… Marruecos necesita centrar la atención de la opinión pública en el Sáhara Occidental.

Ésa es la primera explicación para la falta de voluntad de negociar del Gobierno marroquí. La segunda cuestión que ayuda a que Marruecos no de un paso hacia adelante en busca de soluciones es el apoyo y respaldo que tiene de parte de parte de los gobiernos de Francia y España. España tiene una deuda pendiente con el pueblo saharaui, históricamente, y debe cumplir este compromiso. Debe hacer lo que ha hecho Portugal con respecto a su ex colonia Timor de Este, llevar a esta colonia a que se autodetermine.

Los saharauis, cuando pedimos a España que asuma sus responsabilidades históricas con respecto al conflicto, queremos que se empeñe en buscar soluciones para que finalice el conflicto, y no sólo propiciar ayudas humanitarias. Es verdad que la ayuda humanitaria alivia las condiciones infrahumanas en que está viviendo la población, y hacen que pueda llevar una vida. Pero no es la solución. La solución final es buscar una salida al conflicto, una solución de autodeterminación del pueblo saharaui.

Eso sí, cuando hablamos de España, no nos referimos a la sociedad española, sino a los que gobiernan. Porque, a decir verdad, desde el primer momento, siempre hemos recibido el respaldo de la población española, históricamente, y es algo que agradecemos y valoramos. Y que vamos a tener siempre presente.

¿Qué paso político debería dar el Gobierno español?

Los mismos pasos que ha realizado el Gobierno portugués para Timor del Este. Queremos que España se atreva y lo haga por nosotros. Y es hora de que lo asuma. España pone como excusa que no puede hacer esto porque se verán afectados sus intereses económicos. Pero actualmente, España puede tener más intereses económicos con Argelia que con Marruecos. Marruecos no dispone de mucho en comparación con Argelia. Y los intereses de España en Marruecos se simplifican en intereses personales, de pequeñas empresas, que están operando en el país. Pero los intereses de España como nación están más bien ubicados desde el punto de vista económico, de los recursos que dispone Argelia y también desde el punto de vista de la experiencia que tiene Argelia como nación, sobre todo en cuanto a la lucha contra el terrorismo.

España ponía también el pretexto de los tratados, a veces ilegales, que firmaba con Marruecos, como es el caso de la pesca. Pero esto ha dejado de ser una excusa porque ya el acuerdo no se hace con España, sino con la Unión Europea. Nosotros también sabemos que España tiene una presión desde Francia y vosotros sabéis de qué trata esta presión.

¿A qué presión se refiere?

Usted la conoce bien, no la voy a decir yo. Además, España también pone como excusa para no dar pasos hacia delante el problema de los flujos de inmigración desde Marruecos. Pero ya no es un problema de España, tampoco. El problema del sur del Mediterráneo es de toda Europa, de Italia, de Francia, de toda la Unión Europea.

Por tanto, todas las excusas de España han dejado de existir. Por eso, decimos que ha llegado la hora de que España juegue su papel. Y ha llegado también la hora de que los gobiernos españoles respeten los sentimientos de sus propios votantes, porque la base de votantes, sobre todo del Partido Socialista, está de acuerdo con la causa saharaui. Y porque está bien claro que un estado saharaui independiente estaría mucho más a favor de los intereses españoles, que un estado anexado a Marruecos. Y ha llegado el momento de poner fin a esta intención de Marruecos de anexionar territorios, también de Argelia, Mauritania y otros países.

¿Cómo valoran la posibilidad de que el norteamericano Christopher Ross sea nombrado nuevo enviado personal del secretario general de Naciones Unidas?

Lo que sabemos de él es que es que es una persona experta en diplomacia y en el mundo árabe. Ha sido embajador en Argelia y confiamos en su capacidad diplomática. Creemos que es un adelanto en la cuestión.

¿Van a continuar las negociaciones de Nueva York?

Hasta estos momentos se había decidido no negociar si no había adelantos, porque no podemos negociar por negociar, sin avances. Pero ahora habría que darle la oportunidad al nuevo enviado especial. Sin embargo, si vemos que no hay progresos, no seguiremos negociando. Mi criterio personal, que creo que es mayoritario entre los saharauis, es que los marroquíes no van a ceder a una solución diplomática al conflicto. Y creemos que al final, la única alternativa será la vuelta a las armas. Y es la opinión de la mayoría de los ciudadanos, que está presionando al Gobierno del Frente Polisario.

En el último congreso del Frente Polisario se había decidido dar a las negociaciones un plazo de un año antes de optar por la guerra.

Se había decidido la posibilidad de la vuelta a la guerra y es el brazo armado del Frente Polisario quien lo decidirá finalmente.

Ojalá se llegue antes a una salida negociada.

Ojalá no vuelva la guerra. Pero la realidad es la que ha expresado el alcalde de Puerto Real en la inauguración de este encuentro. ¿A qué paz nos referimos, a la de las fosas comunes, a la de la muerte lenta de la gente fuera de sus hogares? Ésa no puede ser la paz que se espera. La paz verdadera es la que nace del respeto a la autodeterminación del pueblo saharaui. Sin eso, no puede haber paz. Nosotros tenemos muy pocas cosas que perder. Hemos perdido la tierra, pero no estamos dispuestos a perder la dignidad. Y estamos dispuestos a pagar el precio que sea.

Por otra parte, quiero hacer una especial mención al apoyo y solidaridad de los ciudadanos españoles, sobre todo hacia las mujeres y niños saharauis. Y quiero también hacer un llamamiento una vez más al Gobierno de España para que se haga cargo del compromiso que tiene con el pueblo saharaui.

¿Cómo debe hacerlo?

Presionando al Gobierno marroquí para que permita el referéndum o, si no hay voluntad, España debe reconocer al estado saharaui, a la República Árabe Saharaui Democrática. Creemos que ha llegado la hora de que España tome esta decisión, que es la única forma de cumplir la deuda con el pueblo saharaui.

Fuentes:
*Yalah-Solidaris amb el Poble Sahrauí
*laRepublica.es

NO OLVIDES DEJAR TU FIRMA Y REENVÍALO A TUS CONTACTOS:
PARTICIPA: